Hoy 19 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, el doctor Ernesto Sánchez Forgach, especialista con 25 años de experiencia en el área de la mastología explica que aunque la tecnología, la ciencia y la genómica han avanzado de manera considerable, la mejor arma siempre será la prevención.

A nivel mundial se ha registrado un aumento en los casos de cáncer de manera general, en nuestro país tres de cada 10 mujeres con cáncer a partir de los 20 años, tienen cáncer de mama, pero su punto máximo se encuentra entre los 60 y 64 años y la edad se prolongará mientras aumente la esperanza de vida.

El especialista comentó que en todo el mundo la prevalencia de esta enfermedad es parecida, sin embargo, la mortalidad ha cambiado a la prevención y la detección temprana,, ya que mientras en países europeos se detecta en etapas cero, o uno, en México se detecta en etapas terminales en más del 70 por ciento.

La manera de practicarse el tacto mamario es importante y comparte con nosotros la técnica adecuada:

El primer paso es mirarse al espejo y observar detenidamente la forma y simetría para asegurarnos que no han cambiado mientras levantan los brazos por encima de su cabeza, poner las manos sobre la cintura y a los costados.

Posteriormente deben recostarse y poner una mano detrás de la nuca mientras comienza a palparse con la mano contraria en sentido contrario a las manecillas del reloj, de arriba hacia abajo en líneas cerradas, a maneras de rebanadas de pastel de afuera hacia el pezón y finalmente presionar el pezón ligeramente para corroborar que no haya líquidos que broten de ellos.

Las características que hay que observar son nódulos o tumoraciones, un aplanamiento repentino del pezón o cualquier parte de la mama, un cambio en la textura de la piel, observar venas nuevas que salten a la vista, un crecimiento repentino de un seno o aumento de la temperatura en un lugar localizado.

Una de las cosas que pocas veces se menciona es que hay ganglios en las axilas y las clavículas, lugares en los que también se pueden sentir o ver las características mencionadas.

Este tocamiento debe comenzar desde que las adolescentes comienzan a desarrollar las mamas con el fin de que conozcan su cuerpo y se familiaricen. Después de la primera menstruación deben comenzar las revisiones por lo menos una vez cada tres años y conforme la edad avanza, una vez al año.

Es importante comentar que el cáncer de mama no es exclusivo del género femenino, los varones también lo padecen aunque en menor proporción y los factores son claros, una línea familiar directa con casos y factores modificables como obesidad, consumo de alcohol y tabaco y sedentarismo. En las mujeres se añaden la maternidad tardía y, en algunos casos, la utilización de anticonceptivos hormonales con niveles altos en progesterona.

El internet se ha consolidado como un factor de empoderamiento para el paciente y el médico sin embargo, es importante recurrir con un especialista para obtener la mejor opción terapéutica. La oncología se ha convertido en un campo multidisciplinario en el que se personaliza el tratamiento.