La profesión médica vive una auténtica parálisis porque el Ministerio de Sanidad, el actual y el anterior, han hecho “oídos sordos” a todas las reivindicaciones de los médicos, uno de los colectivos que más recortes ha sufrido desde que empezó la crisis. “No han avanzado absolutamente nada y vivimos de las rentas de lo que se consiguió con las movilizaciones de los años 80 y 90”, así de rotundo se ha mostrado el recién reelegido presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Tomás Toranzo, en la inauguración del XIII congreso de la entidad.

Con contundencia y con ganas de luchar para recuperar lo que les pertenece y mejorar las condiciones profesionales de los médicos, Toranzo ha subrayado que“no es de extrañar que en los momentos en los que estamos, después de los dos avisos que se han dado, tengamos que terminar con otra confrontación con la administración central”.

El presidente del sindicato ha alegado que desde que empezó la crisis, el Gobierno de Rodríguez Zapatero los sumió en una grave situación en la que se produjeron grandes ‘recortes progresivos’ que se han mantenido con los subsiguientes gobernantes con una ‘recuperación lineal’ y sobre los que nadie quiere hablar.

“Estamos en un momento crítico en el que el Ministerio de Sanidad tiene que responder, junto con el Consejo Interterritorial -al que ha denominado ‘corral de gallinas’- y trabajar en pro del, tan demandado, Pacto por la Sanidad”, ha dicho. “Por tanto, esperamos que se estabilice la situación política para poder recuperar la interlocución que, hasta ahora, el Ministerio nos niega por la vía de los hechos“, ha concluido.

Lejos de recoger el testigo, el director general de Ordenación Profesional de Sanidad, Rodrigo Gutiérrez, que ha participado en la mesa inaugural del congreso, ha comentado que el actual equipo ministerial conoce bien la situación, ya que son profesionales de la Sanidad reconocidos con experiencia y capacidad para afrontar una situación que calificado de ‘compleja’. Pero que a nadie se le escapa que desde que este Gobierno se ha hecho cargo, el Ministerio ha tenido que hacer frente a una gran cantidad de problemas.

Unidad sindical

En su turno de palabra en la mesa, Francisco Miralles, secretario general de CESM, hizo alusión a todos los logros conseguidos durante los últimos años por el sindicato, como su participación en la creación del Foro de las Profesiones Sanitarias, donde está el grupo médico que la profesión tiene por ley para mantener la interlocución con el Ministerio de Sanidad y que -Miralles aprovechó para recordarle al director general presente- que aún no ha convocado desde que están en el Gobierno.

El secretario general también aprovechó para llamar a la unidad de esta entidad, apuntando que la CESM “es y será lo que los sindicatos autonómicos confederados quieren que sea porque, pese a contar con una Sanidad transferida y tener su fuerza en las propias Autonomías, estar unidos y concurrir a las elecciones con un único código nacional es una exigencia a la que no puede renunciar”.

Una unión que les permite -asegura- estar presente en Europa con solidez y prestigio, y participar en lo movimientos sindicales de los médicos de todo el mundo. En este contexto, el secretario general ha anunciado que la próxima reunión mundial de sindicatos médicos se celebrará en España dentro de un año.

XIII Congreso de CESM

Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (AMYTS), que ha hecho las veces de moderador de la mesa inaugural, ha sido el encargado de presentar someramente el programa del congreso.

En este sentido, ha explicado que se van a abordar todos los aspectos que tienen que ver con la profesión, incluidos los habituales de índole asistencial y otros novedosos como la protección de riesgos laborales e igualdad, la formación médica, y de la medicina privada y de sus problemas. También ha hecho alusión a la celebración del 40 aniversario de la Confederación que también marcará parte de la programación de estas dos jornadas.

Para finalizar, Miralles ha aprovechado esta tribuna para despedirse de sus compañeros ya que, después de dos mandatos al frente de la secretaría general de la Confederación, ha decidido dar un paso atrás en el liderazgo de la CESM. Miralles continuará en el cargo hasta finales de 2019 y se mantendrá en el puesto de presidente del sindicato de Murcia durante el año de mandato que aún le queda por delante.

En la mesa inaugural del congreso, también ha estado presente Laura Martínez, la recién nombrada presidenta del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), en representación de los 44.000 estudiantes de Medicina en nuestro país, y quien ha agradecido que se cuente con ellos en estos foros, ya que representan el futuro de la profesión.