Bajo el título de “La prescripción médica, más allá del debate”, y la coordinación de Julio Sánchez Fierro, abogado y doctor en Ciencias de la Salud, se ha celebrado el IV Foro de Prescripción Médica organizado por MSD, que se ha centrado en la prescripción desde el punto de vista de los derechos del paciente y de las responsabilidades y garantías de los profesionales.En este contexto, gran parte del debate se ha centrado en cómo la relación médico- paciente resulta clave en el acto de la prescripción.

Así, Julio Sánchez Fierro,  ha abordado la perspectiva de las responsabilidades  garantías que lleva intrínsecas la prescripción.  “Es necesario que el médico ejerza su función prescriptora con libertad, reflexión y responsabilidad”. Igualmente mencionaba, en cuanto a la relación con el paciente,  las actuaciones de cuantos intervienen en el proceso asistencial y no solo los médicos, deben respetar los derechos que tiene el paciente a la información y al consentimiento informado, ya que son básicos para las decisiones que se adopten para mayor beneficio de su salud.

En cuanto al papel de los propios pacientes, Andoni Lorenzo, presidente del Foro Español de Pacientes ha subrayado la importancia de que se garantice a los pacientes el acceso a las prestaciones sanitarias de calidad en condiciones de igualdad territorial y de la equidad. Tal y como ha recordado Lorenzo, la ley establece que el paciente tiene derecho al acceso a todos los medicamentos incluidos en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, siempre que su médico considere que están indicados para su patología. Es decir, garantiza “el acceso a una cobertura universal de calidad”, y se debe “respetar la prescripción del médico en base a la toma compartida de decisiones con el paciente”. De ahí la importancia de la relación entre ambos agentes.

Lo que dice la legislación

Más allá de las opiniones de los expertos, en el debate se recordaba que la Ley de Autonomía del Paciente, del año 2002, establece que todos los que actúan en el proceso clínico con el paciente tienen una responsabilidad individualizada. Esto es aplicable para los médicos, pero también para farmacéuticos hospitalarios y gerentes de hospital, tal y como apuntaba Julio Sánchez Fierro.

Por otra parte, en 2015 se actualizó la legislación que regula la responsabilidad de la administración sobre el funcionamiento de los servicios públicos, como la sanidad. Esta normativa establece, entre otras cosas,  que las administraciones podrán reclamar a los profesionales implicados el importe de la indemnización satisfecha al paciente que ha sufrido lesiones o daños.

Por último, respecto de las Comisiones de Farmacia y Terapéutica, cuya composición y adopción de acuerdos adolece de un marco regulatorio,  los expertos apuntaban que esta situación puede dar lugar a inseguridad jurídica para los integrantes de dichas Comisiones, para los médicos y para los pacientes.