Durante el I Foro SEDISA de Directiv@s de Responsabilidad Social Corporativa y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en el que se han dado cita en torno a 150 Directivos de la Salud de toda España, uno de los temas abordados ha sido la necesidad de que la marca salud sea un agente activo en la responsabilidad social corporativa de las empresas.

El Foro, organizado por el Comité de Responsabilidad Social Corporativa y Ética de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), se posiciona como un espacio de intercambio y reflexión en materia de responsabilidad social entre los diferentes participantes, poniendo el acento en los ODS. En este sentido, el cambio climático es una realidad evidente: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 92 por ciento de los habitantes del planeta respira aire con índices peligrosos de contaminación y, además, es prioritario reducir las emisiones de CO2 para evitar que la temperatura media del planeta siga subiendo.

A este respecto, Carmen Sánchez Roldán, subdirectora de Participación y Ciudadanía del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, exponía “el sector sanitario no puede quedarse fuera de la Agenda 2030 y debe contribuir a la visualización de sus buenas prácticas. Debemos poner en valor nuestro Sistema Sanitario y convertir la marca Salud en agente activo de difusión de los ODS”.

Experiencias pioneras

Más allá de abordar el problema, durante el foro se quisieron poner de ejemplo algunas prácticas en el marco de la responsabilidad social de algunas empresas.

Una de esas experiencias es la desarrollada por el Institut Català d’Oncologia de Barcelona, en la que se ha llevado a cabo esta integración, que ha girado en torno a tres pilares que, según Anna Rodríguez Cala, responsable del Comité de Ética y RSC de SEDISA y directora de Estrategia y Responsabilidad Social Corporativa del Institut Català d’Oncologia, han sido: “Difusión y sensibilización, la construcción de una hoja de ruta para contribuir a los ODS y la elaboración del Plan de RSC integrando los ODS”.

Otro caso de éxito presentado en el Foro es una campaña de concienciación sobre los efectos del cambio climático del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, la Fundación de Ecología y Desarrollo en favor de la sostenibilidad (ECODES) y la Fundación Real Zaragoza. En palabras de Sánchez Roldán, “los objetivos han sido cuidar de la salud de los zaragozanos, a la vez que disfrutan de la ciudad y contribuyen de forma activa en el cuidado de nuestro planeta; movilizar a la ciudadanía para que escojan un transporte sostenible; promover el uso de transporte público; desplazamientos a pie, en bicicleta o transporte público frente al vehículo privado, y motivar a los zaragozanos a que adopten un estilo de vida saludable, utilizando medios de transporte sostenibles con el medio ambiente”. Pero, además, la campaña cumple también otros objetivos de cara al posicionamiento del Hospital, como contar con nuevos canales de comunicación con los ciudadanos a través de las redes sociales, evolucionar de una cultura de la asistencia a una cultura de la prevención, favorecer los procesos de decisión de los ciudadanos acerca de su salud y mostrar una imagen coherente con la estrategia Responsabilidad Social Corporativa de la organización.