El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid ha acogido hoy la “Jornada sobre resultados en salud para la toma de decisiones en el ámbito de la salud mental: retos y oportunidades”, organizada por la Fundación Weber, el Grupo de Investigación en Economía y Salud de la Universidad de Castilla – La Mancha y la Alianza Otsuka – Lundbeck. Dicha jornada se ha centrado en la salud digital, basada en lo que se ha denominado “Medicina 4P” por atención sanitaria predictiva, participativa, personalizada y proactiva.

Según los expertos, este es uno de los avances más trascendentes del sector farmacéutico y, aunque la digitalización está entrando en el mundo de la salud a un ritmo más lento que en otros sectores, nadie duda de que el presente y el futuro de la medicina y de la sanidad pasan por la medicina digital; por la extensión del uso de las herramientas tecnológicas que faciliten la detección y control de las enfermedades y el mantenimiento de la salud, como los dispositivos wearables, aplicaciones móviles, la tele consulta o el Big Data.

Asimismo, otro de los temas protagonistas en cuanto a la salud digital han sido las  herramientas digitales para el análisis eficiente de la información clínica, como es el “Machine Learning” cuyo creciente interés se basa en la su contribución para completar la visión existente tanto de la enfermedad y los enfermos como de la práctica clínica y generar de esta forma nuevas hipótesis que permitan obtener un nuevo conocimiento con un enfoque distinto a la investigación basada en métodos deductivos.

Otros temas que se han puesto de manifiesto han la importancia de alertar de los riesgos del uso de nuevas tecnologías en el ámbito de la salud  digital y de la necesidad de establecer códigos éticos para asegurar que las nuevas tecnologías permitan una correcta gestión de riesgos acorde con las directrices marcas por las autoridades sanitarias.

Por último, la jornada ha concluido con un tercer bloque de análisis y debate en el que bajo el título La medicina del futuro: ¿cómo decidir en la práctica clínica a través del big data y el RWE?”, en el que se han desgranado los avances en la medición de resultados en salud reportados por el paciente, a la vez que se han presentado los mejores casos de éxito en las CC.AA.