La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), que representa a más del 80 por ciento de los hospitales privados, asegura que sus centros se encuentran “volcados y en plena colaboración” con las administraciones sanitarias públicas para luchar contra el coronavirus Covid-19.

“Existe una total involucración de la Sanidad privada en la atención asistencial de los pacientes con enfermedad por coronavirus, y nos encontramos en profunda coordinación y al amparo siempre de los protocolos marcados por la autoridad Sanitaria pública”, ha señalado Carlos Rus, presidente de ASPE.

El procedimiento obligado de actuación para todos los centros sanitarios establece que ante la detección de un caso positivo, el hospital privado debe informar al organismo de Salud Pública y enviar una muestra al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III. Además, debe mantener “en todo momento” actualizados los protocolos de actuación, prevención e higiene recomendados por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

Hasta el momento, se han registrado un total de 30 casos positivos de coronavirus y 150 negativos en un total de 50 de estos centros sanitarios privados de distintas regiones de España. Extrapolando este dato al conjunto de los 470 centros hospitalarios privados en España, la Sanidad privada estaría atendiendo a más de 200 casos positivos.

Por otra parte, ASPE ha reconocido “algunas dificultades” que varios de estos centros hospitalarios están sufriendo para atender la crisis sanitaria. Así, un total de 14 centros hospitalarios han advertido ya de problemas de aprovisionamiento de mascarillas. “Este hecho puede afectar de forma directa al resto de la actividad médica, como intervenciones quirúrgicas y UCI, donde su uso es imprescindible”, advierten.

A este respecto, sostienen que el Ministerio de Sanidad ha transmitido a ASPE un “mensaje de tranquilidad” en referencia al abastecimiento de material médico, ya que se están manteniendo conversaciones con distintos proveedores para garantizar el normal acceso al mismo.