La celebración de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) no es solo una buena noticia para el sector de la hostelería y el turismo, sino que también supone un aliciente para el sector salud, y es que el turismo sanitario es cada vez un foco de atención más importante.

Según cifras del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), para el año 2020 se espera un crecimiento del 40 por ciento respecto a las previsiones de la industria del turismo sanitario para el año en curso, lo que se traduce en cerca de 1.000 millones de euros.

Tal y como afirman algunas clínicas privadas, estos últimos años ha sido evidente el incremento de pacientes internacionales. De hecho, según IDIS, alrededor de 140.000 pacientes internacionales contratarán algún tratamiento específico en un centro asistencial privado durante este año.

Respecto a los motivos que hacen elegir España como destino, Laura Casanovas, fundadora del Centro Médico Alomar, una de las clínicas privadas que ha percibido este crecimiento exponencial, argumenta que “el paciente internacional no solo tiene en cuenta los servicios sanitarios, sino también la localización del centro de hospitalización. La oferta turística juega un papel fundamental. En el caso de España, los turistas vienen atraídos por nuestros cientos de kilómetros de playa y la buena fama de nuestro clima”.

El perfil del turista sanitario

Sobre esta cuestión se ha pronunciado Toni Alomar, fundador de Centro Médico Alomar, que ha insistido en que “el perfil del turista sanitario es el de un paciente que busca las mejores soluciones médicas internacionales con las tecnologías más punteras, la máxima eficacia y el menor tiempo de hospitalización posible”.

En este sentido destacaba que ocasiones van buscando en las clínicas privadas españolas tecnologías no tan accesibles o no disponibles en sus países de origen.

En cuanto al perfil de los mismos, Alomar aportaba que respecto a los pacientes atendidos en el Centro Médico Alomar, se ha comprobado que, el 65 por ciento de los turistas sanitarios que acuden a esta clínica proceden de la Unión Europea. Por su parte, el 15 por ciento de los pacientes internacionales son americanos y el 10 por ciento rusos. El 10 por ciento restante pertenece a otras nacionalidades procedentes de países asiáticos y árabes.