Osakidetza, es el Servivio de Salud más feminizado de España y de Europa. Más del 78 por ciento de la plantilla total de la empresa más grande de Euskadi está compuesta por mujeres. “Una tendencia al alza, no solo en la Sanidad vasca, sino también en el resto de los servicios de Salud del país”, asegura a EL MÉDICO INTERACTIVO, Juan Carlos Soto, director de Recursos Humanos.

El Servicio Vasco de Salud cuenta con una plantilla de 35.371 trabajadores, con una presencia abrumadora de mujeres en todos los estamentos y categorías. En 2005, las mujeres representaban el 73 por ciento de los sanitarios mientras que en 2011 ya eran el 75 por ciento y ahora suponen 8 de cada diez empleados.

“La asignatura pendiente es conseguir que en los puestos de Dirección se vea reflejada también su presencia. Y es que actualmente solo el 4 por ciento de los cargos de decisión (direcciones, subdirecciones y jefaturas) son ostentados por mujeres. Además, la eventualidad es diez veces superior en las féminas: el 38,5 por ciento tiene un contrato temporal”, explican, a este periódico, fuentes sindicales.

Para tener un diagnóstico de la situación real de Osakidetza, sindicatos y Administración constituyeron en julio una Comisión que está siendo la encargada de redactar el Plan de Igualdad de la Organización, que se espera esté concluido para final de año.

“La feminización de Osakidetza es un reflejo de lo que está sucediendo en la Universidad, donde el porcentaje mayoritario en determinados estudios son mujeres –Medicina, Enfermería, Administración de Justicia–  es aplastante. En Osakidetza “recogemos” lo que nos envían desde la Universidad y la realidad es hay más MIR mujeres; ellas sacan mejores notas y acceden a los puestos; en la OPE ocurrirá algo similar. Por experiencias anteriores, las mujeres coparan más plazas”, subraya el director de Recursos Humanos, que reconoce que prácticamente en todas las especialidades las mujeres son mayorías.

“No solo son mayoría en Pediatría, Atención Primaria, Enfermería, sino que también su presencia es  rotunda en áreas médicas, que hasta hace unos años eran exclusivas de los hombres, como Cardiología, Cirugía, Oncología… Si no mayoría, solo en algunas pocas están al 50 por ciento, pero en el camino de situarse a la cabeza”, añade.

Diagnóstico de la situación

El Plan de Igualdad de la Organización que emplea a más mujeres en Euskadi viene derivado de la Ley de Igualdad de 2005 aprobada por el Parlamento Vasco por la cual las empresas de más de 250 trabajadores tienen la obligación de disponer de un programa específico que sea garantice la erradicación de posibles discriminaciones  que por razón de género que se puedan producir

Los sindicatos que participan en la comisión de trabajo –Satse, UGT, CC.OO y LAB- piden medidas concretas más allá de planteamientos generales y, aunque critican que “el diagnóstico llegue con retraso”, sostienen que “es un paso adelante y necesario ante los futuros cambios que el sistema sanitario vasco tendrá que adoptar ante las nuevas situaciones que se avecinan”.

Entre los temas que se están tratando figuran que se favorezca el acceso de las mujeres a los puestos directivos, de tal modo que se adjudiquen e base a criterios objetivos los problema de conciliación también están sobre la mesa. Además, desde las centrales dejan claro que el Plan de Igualdad de Osakidetza tiene que tener repercusión en la salud laboral, al tiempo que lleve a cabo un buen diagnóstico de las OSI y amplíe el plan para acercarlo a la plantilla en sus lugares de trabajo.

Desde Osakideza muestran su satisfacción por la buena marcha de los trabajos de la Comisión “que ha conseguido sentar en torno a una mesa a las centrales y la Administración; la mejor forma de consensuar los temas”, remachan.