El proyecto Aula RC Registro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) tiene como objetivo conocer el número y la situación en tiempo real de las unidades de rehabilitación cardiacas activas en España. Por el momento, son cerca de 70 las unidades que han dado de alta su actividad en el registro. Esto supone un descenso respecto a los datos recogidos hace cuatro años en el registro R-EUReCa. El mismo contabilizó algo más de 120 unidades de rehabilitación cardiaca en todo el país en su última actualización correspondiente al año 2017.

En concreto, según los datos de Aula RC Registro, la mayoría de las unidades de rehabilitación cardiaca activas en este momento en España fueron creadas antes de la pandemia. Así, en 2020 se impulsaron dos y en 2021, cuatro nuevas unidades. Es por ello que este proyecto también busca reactivar las unidades de rehabilitación cardiaca tras la pandemia.

No obstante, la pandemia ha afectado la actividad de las unidades de rehabilitación cardiaca en España. De hecho, muchas han visto paralizada su actividad. Para revertir esta situación, la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la SEC crea este registro. Igualmente, insiste en que “la prevención cardiovascular es ahora más importante que nunca”.  Para ello, “hay que retomar la actividad en todas las unidades, así como crear las máximas posibles. Trabajar en red es fundamental”.

Los datos de Aula RC Registro

Las comunidades autónomas de Madrid (15), Valencia (12) y Andalucía (11) tienen el mayor número de unidades de rehabilitación cardiaca de España. Por otra parte, Extremadura, el Principado de Asturias, Islas Baleares, La Rioja y Aragón son las regiones con menos unidades de rehabilitación cardiaca registradas a fecha de hoy, con solo una por región.

Estos datos se darán a conocer en profundidad los días 1 y 2 de octubre en la reunión anual de la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la SEC. Desde la misma recuerdan que “gracias a Aula RC Registro sabremos las unidades que nacen cada año y podremos trabajar en red, estando conectados, conociendo lo que se hace globalmente para poder mejorar y hacer protocolos comunes”.