La Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA) celebrará su próximo Congreso Nacional en Zaragoza del 19 al 21 de octubre. Se trata de un momento crítico, ya que según la sociedad la calidad asistencial ha pasado a un segundo plano. Especialmente en los dos últimos años.

Asimismo, José María Turón, presidente del Comité Científico, aporta otras cuestiones claves. “En el momento actual se nos presentan dos tipos de desafíos. Por un lado, problemas relacionados con la sostenibilidad del sistema, o los que plantea el cambio de necesidades de la población. Por otro lado, los desafíos que suponen la incorporación a nuestro sistema sanitario de tecnologías, métodos o estrategias que han sido probados en otros entornos”.

En concreto, se abordarán 6 áreas temáticas: la inteligencia artificial y el big data; las relaciones con los pacientes; la calidad y la sostenibilidad en tiempos difíciles; los cambios en el rol enfermero; el valor que han de aportar las actuaciones de los profesionales de la calidad asistencial y la cronicidad.

Calidad asistencial postpandemia

Desde antes de la pandemia, se están dando una serie de circunstancias adversas para la calidad asistencial. Aunque la misma no ha hecho más que acentuarlas en este nuevo panorama sanitario.

Así, desde SECA plantean los siguientes interrogantes: ¿Es sostenible el sistema nacional de salud? ¿La situación actual compromete una asistencia de calidad? ¿Hacia dónde debemos evolucionar?

El XXXVIII Congreso SECA se plantea también reflexionar y aprender de los aciertos y errores en comunicación durante la pandemia. Por ejemplo, con la gran confusión generada con el tema de las vacunas.

La reducción de prácticas de bajo valor; el impacto de las nuevas tecnologías (big data e IA) en la práctica profesional; lograr que la experiencia del paciente sea el eje para la mejora del sistema sanitario y el gran desafío al que se enfrenta la profesión enfermera, son otros de los retos que se abordarán en el Congreso.