Ante el alargamiento del tiempo de confinamiento domiciliario y el aumento de dudas que plantean las personas con diabetes en España, la Sociedad Española de Diabetes (SED) ha realizado un decálogo de recomendaciones prácticas y básicas, incluyendo consejos e informaciones rigurosas sobre diferentes aspectos de interés para este colectivo.

Asimismo, la SED ha habilitado en la web de su Fundación un servicio de atención de preguntas online relacionadas con la diabetes y el coronavirus, en la que recuerdan cuestiones como que el riesgo que tiene una persona con diabetes de contraer la infección que causa la Covid-19 es el mismo que el de la población general, aunque si se contrae la infección su gravedad y evolución puede ser diferente, según la edad, grado de control de la diabetes, presencia de complicaciones crónicas u otras patologías.

Igualmente, otra cuestión que causa especial preocupación es la de los niños que padecen diabetes. A este respecto, desde la SED insisten en que las formas graves de la infección por coronavirus son muy infrecuentes en la edad pediátrica; sin embargo, los niños pueden ser una correa importante de trasmisión de la infección por SARS-CoV-2, siendo muchos de ellos asintomáticos.

Es por ello que lo importante es tener disponible todo el material relacionado con el cuidado de la diabetes, desde medicamentos y su receta, hasta el medidor de glucosa, las tiras reactivas glucosa y cetonas, y los teléfonos de contacto del equipo médico, la farmacia, el centro de Atención Primaria y emergencias médicas.

Mantener rutinas saludables

Para contrarrestar la falta de actividad física cotidiana por el confinamiento y cumplir con las recomendaciones internacionales para mantener un buen estado de salud, se aconseja que la persona con diabetes realice al menos 300 minutos de ejercicio aeróbico a la semana distribuidos en 5-7 días. La mejor manera es acumular sesiones de mínimo 10 minutos de duración a una intensidad que aumente el ritmo de la respiración, pero sin llegar a jadear o notarse en una situación de ahogo, lo cual nos estaría indicando que el ritmo es excesivo.

Sin embargo, desde la SED insisten en que actualmente “cualquier actividad es mejor que ninguna. Incluso la actividad de intensidad ligera puede compensar los riesgos para la salud del sedentarismo”. Algo tan sencillo como darse un paseo por la casa cada mañana.

Igualmente, el Grupo de Trabajo de Estilo de Vida de la SED ha publicado unas recomendaciones específicas sobre alimentación durante el confinamiento (disponibles en la web de la SED). Entre ellas, destacan algunos consejos básicos como evitar compras compulsivas en los supermercados y eludir especialmente los alimentos nutricionalmente poco aconsejables. Igualmente piden planificar y realizar únicamente una compra semanal. Por último, se insiste en que, aunque los alimentos no son una vía de transmisión del virus, la OMS recomienda mantener una buena higiene en la cocina.