Con motivo del Día Mundial de la Actividad Física, que se celebra cada 6 de abril, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) lanza la campaña #SEENseMueve. La misma busca concienciar a la población sobre la importancia de la práctica habitual de actividad física en la salud.

De la misma forma, trata de advertir de los peligros del sedentarismo. No obstante, según la OMS este es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad por enfermedades no transmisibles. En concreto, un 6 por ciento de las muertes anuales son causadas por el sedentarismo. Asimismo, las personas con un nivel insuficiente de actividad física tienen un riesgo de muerte entre un 20 y un 30 por ciento mayor en comparación con las personas activas. El riesgo de mortalidad disminuye hasta un 30 por ciento con solo dedicar 30 minutos al día a hacer ejercicio.

Beneficios de la práctica habitual de actividad física

En la actualidad, existen evidencias que ponen de manifiesto que las personas físicamente activas de forma regular obtienen beneficios. Estos redundan directamente en su estado de salud. Para poner de manifiesto los mismos, los miembros de las distintas áreas y grupos de trabajo de la SEEN publicarán en sus redes sociales de la sociedad una serie de vídeos. Todos ellos con el objetivo para informar y animar a los pacientes a "moverse". Eso sí, siempre adaptando la práctica habitual de actividad física a sus necesidades personales.

En esta línea, la SEEN, a través de su grupo de trabajo GENEFSEEM, dispone también de un documento en forma de pirámide repleto de recomendaciones. Estas tienen el fin de estimular a la ciudadanía a mantenerse activa durante toda la vida. Esta pirámide también proporciona ideas para seguir una adecuada actividad física diaria. Entre ellas,  caminar 10.000 pasos al día, usar las escaleras como alternativa al ascensor, andar en vez de utilizar el coche y aprovechar los fines de semana para llevar a cabo actividades al aire libre, etc.