La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) celebra su 62 Congreso en Sevilla del 13 al 15 de octubre, que este año reúne a más de 1.000 especialistas en formato híbrido -presencial o virtual-.

Este año, como explica el doctor Alfonso Soto, presidente del Comité Local, el evento cuenta con un programa científico muy amplio con comunicaciones entre sesiones, encuentros con el experto, simposios satélites, conferencias y reuniones de todos los grupos de trabajo de la sociedad científica.

Diabetes, obesidad y COVID-19

Es verdad que antes del COVID-19 ya hablábamos de la pandemia de obesidad que estábamos sufriendo, pero la COVID-19 ha demostrado que las personas con diabetes y/o obesidad tienen un peor pronóstico. Todo ello ha supuesto no solo una mayor visualización de estas enfermedades entre la población general, sino un reconocimiento de la obesidad como enfermedad crónica, un hito para las personas con obesidad y para los endocrinólogos, por lo que ello significa”, señala el doctor Javier Escalada, presidente de la SEEN, durante la presentación del Congreso.

Además, durante la presentación, los endocrinólogos han destacado la importancia de desarrollar políticas públicas, sociales, culturales y sanitarias que impulsen los hábitos de vida saludables que permitan prevenir enfermedades como la obesidad y las comorbilidades asociadas a la misma. En este sentido, proponen incluir en el sistema educativo la asignatura de promoción de la salud, de manera que se consiga una formación y concienciación de toda la población de manera temprana.

Novedades

Entre otros aspectos relevantes que se tratarán en el Congreso, el doctor Escalada recuerda que en los últimos años hemos asistido a una espectacular aparición de nuevos fármacos antidiabéticos, con la novedad de la protección cardiovascular y renal que ofrecen las nuevas moléculas. Además, cada vez es más evidente la prevalencia de desnutrición entre las personas que ingresan en nuestros hospitales y sabemos que su presencia influye negativamente en la evolución clínica. Por otra parte, están las patologías tiroideas, de altísima prevalencia (hipo e hipertiroidismo, bocio, nódulos tiroideos, cáncer de tiroides), así como el síndrome de ovarios poliquísticos o hiperandrogenismo ovárico funcional (patología endocrinológica más frecuente en mujeres en edad fértil), la osteoporosis y las alteraciones del metabolismo calcio-fósforo, y otras menos frecuentes pero muy importantes, como las patologías suprarrenales, hipofisarias, gonadales, etc. Creo que todo ello suscita el interés tanto de profesionales sanitarios como de la población general”.