La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha celebrado la reunión de expertos: ‘Manejo del paciente con Síndrome de Intestino Corto (SIC) por parte de Farmacéuticos de Hospital’. En la misma se han abordado los últimos avances farmacoterapéuticos en esta patología. También la perspectiva a futuro de manejo de los pacientes. La sesión online contó con la colaboración de Takeda.

La primera idea destacada fue la la importancia de avanzar en el estudio del Síndrome de Intestino Corto. Los expertos aclaraban que no es una patología muy frecuente pero que es muy compleja. Especialmente porque son pacientes muy diversos con etiologías con mucha polifarmacia, soporte nutricional domiciliario tanto enteral como parenteral. Todo ello supone uso de nuevos medicamentos y cronicidad con muchos ingresos.

Es por ello que se hace necesario la formación y la coordinación del personal sanitario implicado en el manejo de esta patología. Sin olvidar la importancia del empoderamiento del paciente y su calidad de vida.

Avances en el Síndrome del Intestino Corto

En cuanto a los avances del tratamiento del Síndrome del Intestino Corto los expertos diferenciaron entre el Grupo A y el Grupo B. Respecto al Grupo A se trataron los aspectos claves del papel del farmacéutico en la administración, seguimiento, coordinación con el equipo asistencia, información y educación al paciente y formación y capacitación. Así, destacaron iniciativas encaminadas a favorecer la participación del farmacéutico en equipos multidisciplinares, establecer nuevos canales de comunicación con los pacientes (app, telefarmacia) colaborar con sus asociaciones, e impulsar herramientas de formación e información.

En cuanto al segundo grupo se comentaron los puntos claves del papel del farmacéutico de hospital en la valoración nutricional. También sobre selección del soporte nutricional y tratamiento farmacológico, formulación y elaboración del soporte nutricional, dispensación, así como en la investigación.

Por último, se resaltó la importancia de priorizar las iniciativas según impacto y factibilidad para tener éxito en la puesta en marcha de nuevas acciones en el Síndrome del Intestino Corto.