SECCIÓN  patrocinada por: 

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador.

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) ha elaborado unas guías de seguridad e higiene para realizar las pruebas cutáneas y la administración de inmunoterapia con indicaciones especiales para evitar el contagio por COVID-19. Mercedes Escarrer, presidenta de esta sociedad científica, comenta que en el área de la alergia pediátrica se realizan una serie de intervenciones es las que es inevitable el contacto físico y la proximidad. Por ello, los expertos han actualizado las indicaciones para evitar el riesgo en las pruebas cutáneas, prick test, las espirometrías o la administración de tratamientos específicos, como la inmunoterapia o los medicamentos biológicos.

“La necesidad de evitar la transmisión del virus nos obliga a los pediatras alergólogos y enfermeros a cambiar nuestra manera habitual de proceder y a emplear nuevas estrategias de actuación para adaptarnos al momento actual”, manifiesta Escarrer, quien aconseja a los pacientes y a sus acompañantes permanecer en la consulta el tiempo estrictamente necesario.

Espirometrías

La realización de espirometrías y otras pruebas respiratorias, sobre todo las que generan aerosoles, son procedimientos que implican el aumento de forma brusca del aire exhalado y de las gotas de Flügge, que pueden ser canal de trasmisión de la COVID-19, como explica Jaime Lozano, miembro del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de SEICAP: “Debemos ser muy cuidadosos a la hora de hacer estas pruebas, y realizarlas solo cuando sean necesarias. En estos casos, será imprescindible llevar unos equipos especiales de protección, con mascarillas FFP2 o FFP3, guantes, pantallas de protección facial y bata”.

Prick test

Los Grupos de Trabajo de Enfermería y de Educación Sanitaria de la SEICAP también han realizado una guía de medidas para la realización de ‘prick test’. María Jesús Vidorreta, coordinadora del Grupo de Trabajo de Enfermería de la SEICAP, resalta la necesidad de que las familias y los profesionales sigan unas pautas encaminadas a la protección de todos frente al coronavirus. “En primer lugar, se debe comprobar con antelación la ausencia de síntomas tanto del niño con alergia como de su acompañante, que deberá ser solo uno”, señala.
Los niños mayores de 4 años, así como el acompañante, deberán llevar mascarilla. También se recomienda no llevar accesorios o complementos, como pulseras o gafas de sol. Además, deberán desinfectarse las manos con gel antes y después de la prueba.

Inmunoterapia

En cuanto a la administración de inmunoterapia con alérgenos en niños alérgicos, los Grupos de Trabajo de Enfermería y de Inmunoterapia han elaborado un protocolo para administrar las vacunas con la máxima seguridad para el niño y el profesional sanitario. Ana Martínez-Cañavate, del Grupo de Trabajo de Inmunoterapia, añade que también resulta interesante “aprovechar el tiempo tras la administración de inmunoterapia para dar educación sanitaria, de higiene, resolver dudas sobre la posibilidad de aparición de reacciones y cómo manejarlas. Será fundamental extremar las medidas de higiene y desinfección en cada sesión y desechar los materiales en los contenedores adecuados”, comenta la doctora.

La SEICAP establece unos protocolos para garantizar la seguridad en las consultas de alergia pediátrica