La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) ha organizado el webinar “Avances en el diagnóstico y tratamiento de la trombopenia inducida por heparina (TIH)”, patrocinado por Aguettant.  Durante el mismo se ha puesto de manifiesto en los últimos dos años, con motivo de la pandemia por la COVID-19, la TIH ha sido uno de los temas más debatidos en el ámbito sanitario. En concreto, los expertos han hablado de la aparición de la trombopenia trombótica secundaria a la vacuna, que presenta una fisiopatología similar a la TIH.

Cabe recordar que la trombopenia inducida por el fármaco anticoagulante heparina es un síndrome clínico-patológico. Este cursa con trombopenia o recuento bajo de plaquetas. La causa es la formación de anticuerpos Ig G frente al complejo FP4-heparina, que activan las plaquetas tras la exposición a heparina (agregados plaquetarios y generación de trombina). La evolución del 30-50 por ciento de los pacientes con TIH se complica con trombosis venosa o arterial. Algunas con consecuencias graves, como la amputación. En estos pacientes la mortalidad alcanza al 10-30 por ciento de los casos.

Trombopenia en España

En la actualidad, no existen datos de la incidencia de la trombopenia inducida por heparina en España. La frecuencia muy variable, oscila entre un 2 y un 0,2 por ciento. Esta depende de muchos factores. Entre ellos, el tipo de heparina, los días de exposición y de pacientes que reciben este anticoagulante. Tampoco hay un perfil especial de paciente con trombopenia inducida por heparina. En cualquier caso, se trata de una persona tratada con este fármaco anticoagulante o que lo ha recibido. Su abordaje está protocolizado por diversas guías de actuación tanto internacionales como españolas, y cada paciente requiere una atención individualizada.

Como ha señalado Cristina Pascual Izquierdo, especialista del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid el diagnóstico se realiza en base a una clínica compatible. Específicamente se basa en la demostración de la presencia de Ab frente al complejo FP4-heparina. En el manejo del TIH, el médico de Atención Primaria también ocupa un papel destacado, sobre todo en la detección y el seguimiento de esta patología. Entre las novedades terapéuticas para el TIH, la especialista ha destacado el anticoagulante argatroban. Este es el único con indicación para la TIH y está disponible desde 2012 en España. Sin embargo, es en los últimos cinco años cuando se ha empezado a generalizar su uso en TIH en situaciones agudas.