La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria ha emitido una carta a la Ministra de Sanidad, Carolina Dairas. En la misma expresan su preocupación por la posible fuga de médicos de Familia. Actualmente, se prevé que salgan al mercado 1770 médicos de Familia. Pero preocupa que los mismos busquen alternativas fuera del sistema público o en el extranjero. Especialmente, ante la “precarización crónica de las condiciones laborales”, en palabras de semFYC.

Frente a esta situación, la semFYC solicita que “se adopten medidas y políticas coherentes con el mantenimiento de un sistema sanitario en general, y una Atención Primaria en particular”. La semFYC ha solicitado por carta al Ministerio de Sanidad que asuma el liderazgo en la gestión de la fuga de médicos de Familia. Consideran que se deben dar pasos para “abandonar de una vez la precariedad crónica que se ha puesto especialmente de manifiesto durante la actual situación de pandemia”. La valorización del SNS y, en particular de la Atención Primaria, es clave para que esta especialidad y su ejercicio “resulte atractiva para las futuras generaciones”, concluyen.

Fuga de médicos de Familia

Las peticiones de certificados de idoneidad profesional son el termómetro que permite conocer la realidad de la fuga de médicos de Familia. En concreto, el número aproximado de médicos que abandonan el país para ejercer en otros países de la Unión Europea. Así, en los últimos 3 años la media se ha situado en 3700 peticiones anuales, según datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM.  En 2018, se solicitaron 3452 certificados; en 2019, 4100; y en 2020, 3.559. La especialidad que registra un mayor volumen de estas peticiones es de hecho Medicina Familiar y Comunitaria.

SemFYC confronta estos datos con los 6.767 médicos de todas las especialidades —de los que 1.771 lo son en Medicina Familiar y Comunitaria— que en enero de 2021 estaban en el cuarto año de su especialidad. Esto “arroja un dato preocupante” sobre la mesa de decisiones estratégicas en materia sanitaria. Si se emiten más de tres mil certificados de idoneidad profesional al año la realidad es que, pese a que se incorporen más de seis mil nuevos especialistas, la ratio de reposición no es real.