La SEMG aborda la COVID persistente. La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia ha reivindicado la necesidad de atender e investigar esta evolución de la enfermedad. Afecta a un grupo poblacional en constante crecimiento de forma paralela al aumento de los contagiados por el SARS-CoV-2, según ha indicado la sociedad científica. En este proyecto colabora con el colectivo LONG COVID ACTS.

El primer Estudio sobre COVID de larga duración, presentado en noviembre, ha destacado la investigación y en la elaboración de una Guía clínica de atención y seguimiento a este tipo de pacientes. El origen de este proyecto ha sido el ‘Kit de Atención básica al paciente con enfermedad COVID-19 Persistente’. La SEMG ha contactado con representantes de la Administración sanitaria para que estos materiales sean incorporados como protocolos de atención dentro del sistema sanitario.

La SEMG aborda la COVID persistente

La finalidad de la SEMG es que los pacientes con COVID persistente que llegan a las consultas reciban “una atención adecuada”. También pretender evitar que “los afectados se sientan huérfanos de atención, como ha ocurrido desde que comenzó la pandemia”.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad dispone del documento de Información científica-técnica de la enfermedad de coronavirus. El pasado 15 de enero ha publicado una actualización. Por primera vez, ha incluido un apartado dedicado a la COVID persistente. En este informe, se diferencian las secuelas de la COVID-19.

Según la Encuesta de síntomas y discapacidad en afectados con persistencia de síntomas, realizada por la SEMG y el colectivo de pacientes, el perfil mayoritario de afectados son personas jóvenes. Tienen una media de edad de 43 años. Se contagiaron en la primera oleada y casi un año después siguen teniendo sintomatología persistente incapacintate. En este sentido, la SEMG ha solicitado a la Administración que se reconozca esta incapacidad laboral.

La SEMG ha ofrecido al ersto de organizaciones médico-científicas implicadas en la atención a los pacientes con persistencia de síntomas de la COVID-19 la posibilidad de unirse al proyecto. El objetivo es “trabajar conjuntamente por el bien de los pacientes”. La siguiente reunión será el 26 de enero. Está prevista la publicación de más información de la Guía clínica de atención y seguimiento a los afectados por Long Covid. Durante la reunión, los asistentes podrán aportar sugerencias.