Con el objetivo de mejorar el diagnóstico  precoz del cáncer cutáneo, la SEMG  aboga por el uso del dermatoscopio en Atención Primaria. En concreto, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG)  ha puesto en marcha una serie de talleres presenciales de la actividad El Ojo Clínico Dermatológico. Estos  se impartirán en cinco ciudades del país: Granada, Barcelona, Valencia, Madrid y Alicante.

En cada uno de estos talleres dedicados a la formación presencial sobre el dermatoscopio participarán hasta 25 facultativos. De esta forma, durante estos dos meses hasta 125 médicos de familia podrán conocer el uso y posibilidades diagnósticas de esta novedosa técnica.

El dermatoscopio es una técnica de examen clínico in vivo, no invasiva. El mismo utiliza un sistema de magnificación con luz incidente fundamentalmente polarizada. Esto permite observar la epidermis y la dermis superficial y sus alteraciones, gracias a la eliminación de la luz difusa originada en el estrato córneo.

Su uso permite observar un amplio abanico de estructuras cutáneas, matices y características morfológicas no visibles con la iluminación ordinaria. Esto ayuda a facilitar el diagnóstico clínico de prácticamente todas las lesiones pigmentadas de la piel, incluyéndose de forma fundamental el melanoma y otros cánceres cutáneos.

Formación en el uso del dermatoscopio

En cuanto a la formación en el uso del dermatoscopio, la parte práctica se desarrolla con una complejidad progresiva y escalonada. Es decir, se inicia cimentando unos conceptos metodológicos, basados fundamentalmente en la imagen dermatoscópica estandarizada. Estos son necesarios para ir adquiriendo la capacidad de evaluación de los diferentes casos clínicos que se exponen a lo largo del taller. Todos ellos son analizados en conjunto, de forma razonada con los asistentes.

Del mismo modo, se incluye un procedimiento de gamificación mediante un concurso de cuestiones y casos. Así, posteriormente, entre los participantes con la máxima puntuación, se sortean dos dermatoscopios. Al final del taller, se entrega a cada alumno un ejemplar de la Guía Básica de Dermatoscopia editada por el Grupo de Trabajo de Dermatología de la SEMG.