El XXV Congreso de Medicina General y de Familia comienza, y lo hace con 1.100 comunicaciones aceptadas y más de 2.500 médicos, que del 31 al 2 de junio en el Palacio de Congresos de Valencia debatirán las últimas novedades en la especialidad.

Durante su inauguración, Antonio Fernández Pro-Ledesma, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), se ha mostrado satisfecho por los 30 años de la Sociedad, “pero, aparte de celebrarlo, también tenemos que reflexionar”.

En este sentido, “el futuro que la SEMG quiere para la AP implica una estabilidad en el empleo, un horizonte de carrera profesional y tiempo. No podemos esperar que todo se solucione por el esfuerzo de los profesionales sanitarios. Estamos al límite y se nos tiene que devolver lo que hemos dado”, ha incidido el presidente de la SEMG, que ha señalado que el pasado año se realizaron 367 millones de consultas médicas, 31 millones de visitas a domicilio y 26 millones de visitas a urgencias.

Las demandas de AP, ha recordado, son siempre las mismas: presupuestos suficientes y medios para aumentar la capacidad resolutiva del profesional. Asimismo, “queremos que la medicina de Familia sea atractiva para los médicos jóvenes. En la universidad, ocupa poco espacio, y lo mismo pasa en investigación. Hemos puesto en marcha estructuras para que se pueda facilitar, pero no ha funcionado porque no tenemos tiempo”.

Un tiempo para el especialista que también ha reclamado Asunción Iturralde, presidenta de la SEMG Valencia y presidenta del Comité organizador del congreso. “Los médicos pedimos tiempo. Tiempo para explorar, para elaborar una historia clínica completa y, también, tiempo parar escuchar”.

“Y tenemos un problema: vienen años difíciles con un enorme número de jubilaciones”, ha incidido Fernández-Pro. Además, “nuestros médicos jóvenes o se van o buscan amparo en otras áreas clínicas, y no queremos asistir a una guerra entre comunidades autónomas por las OPE”, ha añadido.

Por su parte, la consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón, ha asegurado su compromiso de que la AP suponga el 20 por ciento del gasto sanitario de la C. Valenciana para 2020. Además, ha apuntado que del congreso se lleva recomendaciones y también reivindicaciones, pero “les pido un ruego: que tomen coraje en la lucha contra la violencia de género”. “En la Comunidad Valenciana, todos los centros sanitarios fueron declarados en 2015 como espacios libres de violencia de género”. Por ello, “la Atención Primaria ayuda a aflorar la bolsa oculta de maltrato. Si la Sanidad salva vidas, puede hacerlo también siendo activo contra la violencia de género”, ha apostillado.

El acto de inauguración del XXV Congreso de la SEMG ha contado también con la presencia de José Valero, presidente del Comité Científico; Mercedes Hurtado, presidenta del Colegio de Médicos de Valencia y Francisco Javier Chorro Gascó, decano de la facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Valencia. Por último, Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, impartió una conferencia sobre big data y salud.