Más de 230 internistas han analizado las principales novedades en resistencias bacterianas y patógenos multirresistentes, sobre todo en el paciente de edad avanzada, frágil y/o pluripatológico. Los especialistas se han reunido de forma virtual en la XI Reunión de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Han participado en este encuentro Jesús Díez Manglano, presidente de la SEMI, y José Manuel Ramos Rincón, coordinador nacional del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas.

Los expertos han señalado que el 72-75 por ciento de los pacientes con COVID-19 han recibido un tratamiento antibiótico, y se ha constatado un repunte del problema de las resistencias bacterianas. Otro tema tratado ha sido el Registro SEMI-COVID-19.

Además, los expertos han hablado de la sepsis, que en la actualidad tiene una tasa de mortalidad cercana al 10 por ciento, en los casos menos graves. El porcentaje sube hasta el 40 por ciento si se desarrolla shock séptico. De hecho, es una de las primeras diez causas de ingreso en los Servicios de Medicina Interna.

En el encuentro virtual se han analizado los datos del Registro Español de Endocarditis Infecciosa en Medicina Interna (REEIMI). Participan 61 investigadores de 45 hospitales, y cuenta con 375 casos de pacientes y 42.074 datos clínicos. Según dicho informe, el 36,4 por ciento de pacientes utiliza válvulas protésicas. El 6,2 por ciento tiene una cardiopatía congénita, mientras que el 7,1 por ciento ha tenido una endocarditis de forma previa.

Resistencias bacterianas y patógenos multirresistentes

Ana B. Sanjurjo, médico internista, ha hablado de las resistencias bacterianas y los patógenos multirresistentes. Según ha dicho, “en la era de la multirresistencia es una buena estrategia aplicar programas de control del tiempo de prescripción antibiótica”. También ha defendido las pautas cortas de antibióticos en pacientes hemodinámicamente estables, sin datos de gravedad y con el foco infeccioso controlado.

Por su parte, Juan Pasquau Liaño, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, ha analizado el problema de las resistencias bacterianas en época de pandemia. En este tiempo “se ha incrementado el uso de la antibioterapia en los hospitales y se ha constatado un repunte del problema de las resistencias bacterianas”.

Ha indicado que “cerca del 72-75 por ciento de pacientes con COVID-19 han recibido tratamiento antibiótico”. En este sentido, ha recorado que la “relación entre la COVID y las infecciones bacterianas es relativamente frecuente e importante”. En todo caso, según ha puntualizado Pasquau Liaño, “ha habido coinfección en un porcentaje menor de casos”. También se ha referido a la necesidad de reforzar los Programas de Optimización de uso de Antimicrobianos (PROA) en los hospitales.