La pandemia por la COVID-19 ha promovido múltiples cambios en la asistencia y organización sanitaria. La pregunta es si han sido puntuales o ha llegado para quedarse.  Así se planteó en el webinar “Cambios en la organización sanitaria post-COVID. ¿Para siempre?”. Este corrió a cargo del Grupo de Gestión Clínica de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). En el mismo, participaron más de 60 médicos internistas, entre ellos, jefes de servicio y directivos de distintos centros hospitalarios del país.

Los expertos coincidieron en la necesidad de rediseñar los hospitales y la organización sanitaria. En este sentido, se debe favorecer los nexos en común de las especialidades mediante equipos multidisciplinares. “La COVID ha supuesto un experimento no buscado de transformación del modelo de prestación de asistencia sanitaria. El éxito de la transformación del sistema para dedicarse a la atención de la COVID-19 fue principalmente que se hizo de abajo a arriba. Todo ello con la participación de múltiples profesionales (autogestión) y la connivencia de los directivos. Y además, con la libertad que supuso la ausencia de un control administrativo”, planteó Jesús Canora, coordinador del grupo de Gestión Clínica de la SEMI.

Otros cambios en la organización sanitaria y teleasistencia

En relación a la teleconsulta, se expuso que la clave del éxito de la misma es elegir bien a quién va a ir dirigida. No obstante, no todos los pacientes son susceptibles de este tipo de atención. También se expuso la experiencia práctica y resultados durante la pandemia de una Unidad de Hospitalización a Domicilio. En concreto, cómo se articuló un modelo mixto de atención (teleconsulta y presencial) con seguimiento y valoración diaria de paciente. También cómo la gestión de dicha unidad facilitó su control y atención.

Por último, respecto a las nuevas tecnologías se remarcó la importancia de mejorar los sistemas de información. El objetivo ha de ser tener datos clínicos a tiempo real en sistemas interoperables.