La Sociedad Española de Pediatría Exrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) rechaza la prohibición a Farmaindustria de colaborar en la formación de los profesionales sanitarios. La Sociedad solicita que los profesionales sanitarios sean escuchados a la hora de modificar la legislación en este sentido.

La SEPEAP considera que la decisión tomada la resolución de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica se ha tomado sin el asesoramiento adecuado. Por ello, ha generado gran malestar tanto entre médicos, sociedades científicas, asociaciones de pacientes y en la propia Farmaindustría.

Así recuerdan que estas actuaciones están sujetas al Código de Buenas Prácticas. El mismo incluye la publicación por parte de las compañías farmacéuticas de los apoyos que proporcionan. Con eso, dicen, se evitan “potenciales conflictos de intereses”. También se asegura la “independencia” de todas las partes.

Por otra parte, desde SEPEAP se preguntan si la Administración Sanitaria, con insuficiencia presupuestaria, podrá asumir esta responsabilidad con los costes que ello implica.

Los argumentos de SEPEAP

Desde SEPAP defienden que la administración nunca se ha ocupado suficientemente de la formación continuada. Esta es necesaria para el adecuado ejercicio de la profesión médica. La inversión requerida para ello comporta que la Administración no pueda asumir dicha función en su totalidad.  Tampoco los sanitarios. Hasta ahora esta colaboración la ha realizando Farmaindustría con un Código de Buenas Prácticas.

Este Código, además, desde su instauración en 1991 se revisa y autorregula periódicamente. Su modificación ha sido ratificada en la Asamblea General de mayo de 2016.

Por otra parte, desde hace más de 5 años cualquier apoyo, beca, ayuda a congresos o cursos, así como cualquier actividad docente impartida por la que se perciba algún incentivo genera sus correspondientes impuestos . Así, las sociedades científicas facturan y tributan como cualquier empresa. Las mismas están sometidas a la fiscalidad oportuna de cualquier actividad desarrollada por dicha sociedad que pudiera no ser de estricto mecenazgo.