“Para preservar la calidad del proceso resulta imprescindible que los docentes adquieran competencias en pedagogía digital y enseñanza multimedia”. Son palabras de Joan Miquel Nolla, coordinador de la segunda edición de la ‘Escuela de Profesorado de la Sociedad Española de Reumatología (SER). Innovación Docente y Universidad’, organizado con el patrocinio de Pfizer. En su opinión, “la docencia no presencial constituirá el eje sobre el que girará en los próximos años el binomio enseñanza-aprendizaje. Y en ese nuevo contexto, la innovación constituirá la palanca de cambio del sistema”.

En este contexto, la SER ha reforzado la Escuela de Profesorado, una iniciativa de la Subcomisión de Grado y Máster. Su objetivo es aumentar la capacitación en docencia de los reumatólogos españoles, incluida la pedagogía digital. “Incide especialmente sobre aquellos que ya ejercen como profesores universitarios, pero su ámbito de actuación va más allá. Es una actividad que puede también ser útil para aquellos socios con especial interés por la docencia, con independencia de donde la lleven a cabo”, ha añadido.

Pedagogía digital

En la misma línea se ha manifestado Ángel Benegas Orrego, presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) y estudiante de 5º de Medicina de la Universidad de Extremadura. “Esta pandemia nos ha hecho ver a qué sistema sanitario nos vamos a enfrentar. Hemos pasado de una docencia presencial a otra puramente telemática, en cuestión de días. Además, se ha mostrado en qué condiciones nos encontramos respecto a la docencia en la universidad, sacando a la luz dinámicas obsoletas que creíamos que fomentaban el aprendizaje pero que luego nos hemos dado cuenta de que no es así”.

“La mayoría de profesores que imparten docencia en una Facultad de Medicina también son médicos. Deben ser conscientes de que nosotros seremos sus compañeros, o incluso su relevo, en un futuro no muy lejano”, ha dicho Benegas. “Los estudiantes debemos tener una visión holística de la Medicina, de sus principales afecciones, de cómo enfrentarnos a un paciente en función del lugar en el que estemos. La docencia universitaria tal y como la conocemos ha cambiado, y debemos cambiar para seguir formando a los futuros profesionales sanitarios”, ha indicado el representante de los estudiantes.

A su juicio, “en muchos lugares, la formación en Reumatología es escasa, sobre todo a nivel práctico. En algunas universidades no se rota ni cuando se imparte ni en el rotatorio de sexto. Por ello, pedimos que se mejore la docencia, tanto teórica como práctica. Tendemos la mano a todos los órganos competentes para seguir construyendo, juntos, el futuro de la Medicina”.

Segunda edición de la Escuela de Profesorado

Joan Miguel Nolla ha comentado que en esta segunda edición de la Escuela de Profesorado se han conjugado divesos factores. Por una parte, ponencias de naturaleza estratégica, en las que se analizó la problemática que se deriva de ANECA, la brecha de género en la universidad y la situación de la Reumatología en el ámbito académico. También ha habido ponencias de índole operativa en las que se abordaron nuevas fórmulas de docencia y evaluación. “Consideramos que las primeras pueden servir para aproximar a los asistentes a la realidad universitaria, especialmente para aquellos con interés en realizar carrera académica. Las segundas, por su componente de transversalidad, son interesantes para aplicarlas en nuestro día a día docente”, ha dicho.