El Grupo de Diabetes, Obesidad y Nutrición de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha elaborado un documento de consenso para el abordaje médico integral de la Diabetes Mellitus tipo 2, en el que se ratifica el problema de salud global que representa la diabetes tipo 2, por su alta prevalencia, su grave morbilidad y su alta mortalidad.
En este contexto, los autores del consenso, encabezados por Francisco J. Carrasco-Sánchez, del Departamento de Medicina Interna del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, de Huelva, destacan los cambios constantes que se están produciendo en el tratamiento de estos pacientes de con los antidiabéticos orales, lo que convierte su manejo en pautas cada vez más complejas.

Documentos disponibles

Muchas de las sociedades científicas nacionales e internacionales se centran en publicar recomendaciones para el tratamiento médico de los pacientes con diabetes tipo 2 focalizadas en la situación clínica de los pacientes en lugar de centrarse en su control glucémico.

De esta forma, estos documentos de consenso ofrecen información detallada que resulta difícil de aplicar y de trasladar de forma eficaz a la práctica clínica.

Fácil aplicación

El documento de consenso que acaba de publicar el Grupo de Diabetes, Obesidad y Nutrición de la SEMI actualiza el consenso de dicho grupo de trabajo sobre las recomendaciones para el manejo de estos pacientes, con el objetivo de facilitar su tratamiento y control. Con la información recogida en el documento se pretende agilizar la toma de decisiones terapéuticas con el fin de mejorar el cuidado del diabético tipo 2.

Así, este consenso de 2021 se centra en las condiciones clínicas del paciente, como puede ser el riesgo cardiovascular, la insuficiencia cardiaca, la nefropatía diabética, la obesidad, el sobrepeso, la población anciana, el riesgo de hipoglucemia y la enfermedad diabética con una evolución mayor a 10 años. Se recomienda seleccionar el antidiabético oral de acuerdo a la evidencia disponible.

Grupos prioritarios

De hecho, el documento prioriza el uso de agonistas receptores del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1) y los inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa tipo 2 (SGLT2) debido a su efecto beneficioso cardiovascular y renal adicional al control glucémico.

La ventaja de este documento de consenso es que es claro y conciso, diseñado para su uso diario en las consultas de los pacientes con diabetes tipo 2, que además tienen otras comorbilidades, respetando siempre el rigor científico y la evidencia disponible. Por lo tanto, se trata de una buena herramienta para facilitar el manejo de los pacientes con diabetes tipo 2 que cuenta con el aval de la SEMI.