“Los médicos internos residentes (MIR) quedan en una situación inmerecida y con sus derechos vulnerados”, afirman desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). Esta entidad ha solicitado al Ministerio de Sanidad que respalde la situación contractual de los médicos residentes de último año y adelante un mes su evaluación final para la obtención del título de especialista.

Este sindicato se ha mostrado contrario a que el Ministerio amplíe la prórroga del periodo de formación a residentes de cualquier año y especialidad, ya aprobada en la Orden 319/2020 publicada este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). A esta petición se han unido representantes de las CC. AA., Colegios Oficiales de Médicos y el Foro de la Profesión Médica, que también han solicitado al Departamento que dirige Salvador Illa que “se modifique la finalización del periodo formativo de los residentes”.

CESM ha elogiado el papel que están jugando los MIR en la situación sanitaria actual, y pide el reconocimiento de las autoridades sanitarias: “Consideramos que en esta grave crisis todos los residentes, y en especial los de último año, están dando lo mejor de sí en circunstancias nada propicias, y en muchos casos sin los equipos de protección adecuados, una situación en la que no se está reconociendo su esfuerzo”.

Normativa

La Orden del Ministerio de Sanidad 319/2020 modifica la publicada el pasado 15 de marzo, que abordaba la gestión de recursos humanos para hacer frente a la crisis sanitaria por el covid-19. “Lamentamos la reiteración del Ministerio en lo que consideramos un grave error respecto a los residentes, actuando incluso en contra de la opinión manifestada por todo el sector”, han dicho desde CESM, que ha enviado una carta a Illa para solicitarle el adelanto de la finalización voluntaria del contrato MIR de los residentes que así lo deseen, respetando los mecanismos legales.

“El Ministerio no ha escuchado las propuestas del sector y, además, elimina la opción de que los residentes finalicen su periodo en mayo, como marcaba el calendario. De esta forma, se prorrogan unos contratos que no corresponden con su situación tras acabar la residencia”.