La candidatura de José Soto, director gerente del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, ha sido la elegida por los socios de SEDISA para capitanear la sociedad. La vicepresidencia la comparten Dulce Ramírez, vicepresidente primero, y Jon Guajardo, vicepresidente segundo. En la secretaría general está Pere Vallribera y en la tesorería José Manuel Pérez Gordo. La junta directiva se completa con la participación en las vocalías de Patricia Alonso Fernández, Ramón Ares, Candela Calle, Francisco Dolz, Conrado Domínguez, Joaquín Estévez, Rafael López Iglesias, Francisco Marí, Juan Antonio Marqués Espí, Carlos Mur, Eloína Núñez, Carlos Rus, Jesús Sanz y Carmen Vicente Gaspar.

Con este equipo de profesionales, José Soto quiere, tal y como adelantó a EL MEDICO, servir con garantías a la misión de SEDISA, que es la profesionalización de la función directiva y “potenciar las competencias de nuestros socios, con una buena formación, que se apoya en las actividades de nuestra Fundación SEDISA”.

Su presidente, Joaquín Estévez, comenta que las líneas de colaboración de SEDISA y Fundación SEDISA serán las seguidas hasta ahora, con un marco muy estrecho de colaboración, coordinación y comunicación, en la línea de lo establecido en los estatutos de la Fundación. Así, el objeto y fines esenciales de la misma son desarrollar actividades que contribuyan a la promoción, desarrollo, protección y defensa de los servicios sanitarios y de sus funciones gestoras y directivas, que conduzcan a un mejor conocimiento de los procesos de salud y enfermedad y de gestión y dirección de los servicios sanitarios, y a mejorar el bienestar de la población a la que sirve, a través de actividades de naturaleza docente y divulgativa, así como de naturaleza investigadora, científica y de desarrollo tecnológico.

Objetivos complementarios

Estos objetivos y tipos de actividades se complementan con los de la Fundación SEDISA, de forma que se impulsa el crecimiento de la visibilidad de ambas y la aportación de valor al ámbito de la gestión sanitaria y del reconocimiento del directivo de la salud.

Según comentó José Soto, se quiere fomentar la participación de los socios en las tareas de dirección de SEDISA, a través de comités y comisiones, con el fin de promover el desarrollo estratégico y hacer un seguimiento de los logros conseguidos.

Entre los retos a los que se tienen que enfrentar los gestores sanitarios está la asignación eficiente de recursos, con una gestión basada en el valor. “Tenemos que conseguir incidir más en el logro de resultados en salud, con asignaciones óptimas de recursos”, apunta Soto, quien añade que debemos “asumir y desarrollar la visión salud, promoviendo y desarrollando organizaciones transversales y procesos integrados en los ámbitos asistenciales de Atención Primaria, Hospitales, y Sociosanitarios, para lograr más efectividad en el logro del objetivo de mejorar la salud de los ciudadanos”.

Transición

En la transición del cambio de la junta directiva ya se está trabajando. En opinión de Estévez, “se trata de una transición muy positiva, no solo porque mucha parte de la nueva junta directiva ya eran miembros de la anterior, sino también porque el equipo nuevo aporta, sin duda, tanto de forma individual como en el conjunto, nuevas iniciativas de valor y calidad, innovación e integración en la visión de la estrategia de la Sociedad. Además, el enfoque continuista de la nueva junta directiva también hace mucho más fácil esta transición”.

En la situación actual, “desde el punto de vista de la gestión sanitaria, la previsión y planificación de los recursos, tanto humanos como materiales, el liderazgo de los directivos de la salud en la dirección de las organizaciones sanitarias y de los equipos, la integración entre niveles asistenciales y servicios sociosanitarios y el reforzamiento e integración de los sistemas informativos son los puntos prioritarios”, detalla el presidente de la Fundación SEDISA.

Nuevas demandas

En la actualidad, el sector salud está sumido en una transformación y adaptación constante que debe hacer frente a numerosos retos y nuevas demandas de gestión y planificación sanitaria. Estévez recuerda que en un momento como el actual en que nuestro sistema sanitario se ha visto golpeado por esta dura pandemia, la labor de los directivos de la salud ha sido fundamental en la gestión, planificación y organización de los diferentes tipos de centros sanitarios de todo el Sistema Nacional de Salud. La gestión de los recursos técnicos y tecnológicos disponibles, así como la gestión de los equipos humanos (personal sanitario y no sanitario) y la cualificación, información y conocimiento de la actualidad en relación con la COVID-19 son esenciales para una mejor atención al paciente y una mejor protección y autocuidado personal.

Planificación y gestión

Por su parte, Soto comenta que ante esta situación que estamos viviendo es importante poner en marcha estrategias de planificación y de gestión.

Las estrategias de planificación se deben plantear anticipando las decisiones con planes de acción, que son necesarios para garantizar las respuestas eficientes a los retos que se están viviendo.

Con respecto a las estrategias de gestión, es clave impulsar los procesos asistenciales que involucren a distintos especialistas, para que trabajen de forma coordinada, tal y como se ha hecho en la COVID-19. En esta coordinación debe haber también flexibilidad y adaptación, para que las organizaciones se puedan ir modulando a las necesidades asistenciales.

No obstante, Estévez indica que se han puesto sobre la mesa temas y áreas de interés donde se han vislumbrado ciertas deficiencias, y que con la pandemia se ha resaltado su interés, como la comunicación de crisis sanitarias, la gestión de equipos humanos, distribución de recursos tecnológicos, entre otros.

Importancia de la formación

Y es que la profesionalización de los directivos de la salud y de la gestión sanitaria es más importante que nunca y en ella la formación juega un papel fundamental, tanto la formación de partida como la formación continuada, ante los grandes retos a los que el directivo se enfrenta cada día: el acceso a la innovación, la implantación de la evaluación y de los resultados en salud, la productividad, las alianzas estratégicas, el paciente experto, las TIC, la cronicidad y la satisfacción de los pacientes. Y siempre desde la solvencia y la sostenibilidad, la calidad y la eficiencia, y en el marco de una financiación limitada.

 


Elecciones

El proceso electoral de la nueva junta directiva de SEDISA ha contado con una alta participación. El derecho a voto se ha llevado a cabo por tres vías: electrónica, desde el día 26 de octubre a las 9:00 horas hasta el día 29 de octubre a las 6:59 horas; por delegación de voto; y de forma presencial en la sede de la SEDISA en Madrid, desde las 9:00 hasta las 17:00 horas del día 29 de octubre.

Joaquín Estévez califica estas elecciones de muy positivas. Primero porque ha sido un proceso transparente y limpio, con la aportación y seguimiento de los miembros de la comisión electoral, segundo por la alta participación (casi el 65 por ciento del censo) y tercero por los resultados. “Creo que la elección por la Junta Directiva seleccionada, así como el número de votos conseguidos respecto a las otras dos candidaturas, será algo muy positivo para SEDISA”