¿Cómo valora la situación actual del Sistema Nacional de Salud? ¿Qué fortalezas y debilidades presenta?

En mi opinión, el sistema Nacional de Salud de España es uno de los mejores del mundo, con un amplio catálogo de coberturas y con unos magníficos profesionales sanitarios. Desde Mylan intentamos ser un socio de valor para el sistema, aportando soluciones y apoyando a los profesionales sanitarios. Dos de los retos más importantes a los que se enfrenta no son muy diferentes a los de otros países de nuestro entorno, la cronificación de las enfermedades y el envejecimiento de la población. Y estamos trabajando en ambos de forma conjunta con todos los actores implicados.

Y la industria farmacéutica, ¿cuál es su situación actual? 

Considero que, desde el punto de vista del mercado, España es el quinto país más importante de Europa. Es un mercado vivo y cambiante, que exige un fuerte compromiso y que cada compañía aporte lo mejor de sí misma. La industria farmacéutica es un entorno muy regulado, que siempre ha requerido marcos estables y políticas sólidas que garanticen las inversiones futuras.

¿Qué retos futuros se presentan en este ámbito?

Los próximos meses van a ser muy relevantes. Pero, más allá del contexto, es evidente que la sostenibilidad del sistema va a ser un eje crucial en el que la industria farmacéutica tiene mucho que decir. En este sentido, consideramos que la aportación de los biosimilares tendrá un impacto muy positivo.

Y en concreto, ¿cómo valora la situación en España de los medicamentos genéricos y biosimilares? 

Entendemos que son dos mercados muy diferentes. Desde la propia patronal de medicamentos genéricos, AESEG, se ha hecho público que hay un estancamiento en el mercado y que las cifras españolas se alejan de la media europea. Una situación preocupante para un sector que genera, según cifras de AESEG, 1.000 millones de ahorro para el Sistema (1). Respecto a la situación de los biosimilares, en los próximos dos años llegarán al mercado español medicamentos muy importantes en un contexto de competencia diferente al de los fármacos genéricos (2). Nuestra compañía está realizando sólidas inversiones en esta materia y está liderando su introducción en el mercado español.

¿Qué aportan los medicamentos biosimilares y las compañías a los sistemas sanitarios en general y al español en particular?

Evaluar la aportación que realizan las compañías que fabrican y comercializan medicamentos genéricos y biosimilares al sistema sanitario no me compete a mí, entendemos que es algo que deben hacer las diversas patronales. Sí le puedo decir lo que nuestra compañía aporta. Somos un gran proveedor de salud focalizado en áreas críticas y pacientes crónicos, que trabaja de la mano de la Administración en áreas tan sensibles como la prevención o la adherencia terapéutica y que está muy comprometida con la sostenibilidad del sistema. Acompañamos a los pacientes en todas sus etapas de la vida.

En España, ¿son los genéricos y biosimilares los medicamentos que permitirán avanzar en la sostenibilidad del sistema?

Es evidente que la sostenibilidad del sistema pasa por un abordaje integral del mismo. Por focalizar en inversiones que aporten valor, por eficacia y eficiencia a todos los niveles de la prestación. Pasa por la prevención, por un trabajo intensivo para que los pacientes crónicos sean actores activos de su proceso asistencial. La entrada de nuevas opciones terapéuticas que reduzcan sensiblemente los precios será una aportación importante, pero no puede ser ni la única ni la principal. Y es que, sin lugar a duda, la sostenibilidad del sistema no puede pasar solo por “ahorros”, debe pasar por estrategias sostenibles que incidan sobre la población.

La colaboración entre industria y administración sanitaria, ¿cree que puede ser positiva de cara a lograr un sistema de salud más eficiente?

Es imprescindible. Llevamos años trabajando en esta línea, y nos sentimos muy orgullosos de ser un socio de valor para el sistema.

¿En qué porcentaje considera que los médicos defienden el medicamento genérico y el biosimilar?

Lo más importante para el sector es que los profesionales sanitarios y la sociedad en general conozcan las diferencias que existen entre ambos tipos de medicamentos y el papel que cada uno cumple. El medicamento genérico lleva ya un recorrido importante en España, más de 20 años, y su figura está muy consolidada entre los profesionales sanitarios. Respecto a los biosimilares, creemos que aún es necesario divulgar mucha información sobre estos medicamentos y enfatizar la robusta base científica por la que vienen avalados. La acogida de los profesionales sanitarios está siendo buena, ya que valoran el papel que cumplen en la mejora del acceso de los pacientes a las terapias biológicas y el ahorro hospitalario que se produce.

¿Qué consecuencias cree que tendrá la reciente entrada en vigor del Sistema de Verificación de Medicamentos?

La llegada del Sistema de Verificación es el resultado de la legislación europea en su lucha contra la falsificación de medicamentos, por lo que desde la compañía vemos con buenos ojos su implantación. Mylan está profundamente comprometida con la defensa y blindaje del canal farmacia español y con minimizar al máximo los terribles riesgos que implican los medicamentos falsos.

¿Cómo valora, en líneas generales, el momento actual de Mylan España? 

Mylan nació hace casi 60 años como una compañía de genéricos con un objetivo claro: mejorar el acceso a medicamentos. Hoy seguimos trabajando en nuestra misión de ofrecer medicamentos y servicios de calidad a los 7 mil millones de personas en todo el mundo, pero ahora, gracias a las diversas adquisiciones de los últimos años, Abbott EPD en 2015 y Meda en 2016, nos hemos convertido en una compañía de salud integral y ofrecemos un amplio portfolio para la población y para los profesionales sanitarios. Actualmente, en España tenemos uno de los portfolios más amplios de la industria farmacéutica. Contamos con marcas relevantes y conocidas como Betadine, Dalsy y Plantaben entre otros. Es muy probable que en los botiquines de las casas españolas haya al menos uno de nuestros productos, ya que cada segundo se dispensa un producto de Mylan, situándonos como una de las 10 primeras compañías de la industria farmacéutica en España, en volumen (3).

¿Cómo se ve Mylan España desde el resto de la compañía?

Mylan España está en el top 5 de Europa. Somos una afiliada clave para el desarrollo de la compañía en Europa. Por otra parte, Europa se ha consolidado como una de las áreas geográficas líder y el motor de crecimiento en Mylan a nivel global.

Mylan comercializa más de 650 presentaciones en España, ¿cuáles son los productos más destacados que tiene en su actual pipeline?

Sí, contamos con un portfolio muy amplio y diversificado, entre marcas de prescripción, genéricos, moléculas complejas, biosimilares y OTC. Todos nuestros productos contribuyen a nuestra misión de ofrecer una mejor salud para la población española, cada uno de ellos aportando una solución. Nuestro objetivo es seguir trabajando en esta línea aumentando nuestro portfolio para satisfacer las necesidades de los pacientes. Desde enero de 2018 hasta día de hoy, hemos lanzado 16 nuevos productos en el mercado español. Así, por ejemplo, productos sanitarios, como el autotest de VIH (primero y único en el mercado); nuestro primer biosimilar en España, Hulio (adalimumab); moléculas complejas, como Glatiramero; y marcas de prescripción, como Twicor, indicado para el tratamiento de la hipercolesterolemia; y 10 nuevas presentaciones de medicamentos genéricos.

Y con respecto al futuro, ¿en qué líneas se está trabajando a medio y largo plazo? Desarrollo de productos, líneas de investigación, otras aportaciones al sistema sanitario…

En este aspecto estamos especialmente contentos porque hemos lanzado Hulio, biosimilar de adalimumab, para el tratamiento de enfermedades autoinmunes y que es nuestro primer biosimilar en España. En Mylan siempre tratamos de innovar y adaptarnos a las necesidades del mercado lanzando medicamentos que aporten valor añadido a los pacientes y a los profesionales sanitarios. Hulio es ejemplo de ello, ya que no contiene citrato, lo que disminuye el dolor en la punción; además, cuenta con una aguja retráctil en la jeringa, lo que reduce el riesgo de pinchazo accidental tras su uso; el cuerpo de la jeringa es de plástico, lo que mejora su seguridad en caso de caídas; o que el dispensador de la pluma es por presión, lo que beneficia la falta de movilidad en la mano. Además, paulatinamente irán llegando más biosimilares, ya que estamos trabajando en el desarrollo de un portfolio de 20 biosimilares para el tratamiento de enfermedades autoinmunes, oncología, gastroenterología y dermatología entre otras. Desde Mylan estamos firmemente comprometidos en ayudar a mejorar la salud de la población española y también la salud económica del Sistema Nacional de Salud.

¿Nos puede hablar de las actividades de la Fundación Mylan?

El objetivo de la Fundación Mylan para la Salud es ayudar a cubrir las necesidades sanitarias de los ciudadanos y apoyar a los profesionales de la salud. Desde Mylan y también desde nuestra Fundación, estamos firmemente comprometidos en ayudar a mejorar la adherencia terapéutica. Por ello, desde la creación de la Fundación en 2017, una de nuestras prioridades ha sido realizar acuerdos y estudios con sociedades científicas que también trabajan en esta línea. En este sentido, llevamos ya tres ediciones de los premios “Mejora de la adherencia terapéutica mediante el uso del SPD en farmacias comunitarias españolas” con SEFAC, y estamos muy contentos porque recientemente hemos convocado estos mismos premios con SEMERGEN. Nuestro objetivo es impulsar el Sistema Personalizado de Dosificación como una herramienta clave en la mejora del cumplimiento terapéutico y reconocer la labor asistencial que los farmacéuticos llevan a cabo. Además, otra de las prioridades de nuestra Fundación es la formación continuada de profesionales sanitarios y la promoción de una educación sanitaria de calidad entre los pacientes, y promover un mejor cribado de las enfermedades. En este sentido, hemos firmado un acuerdo de colaboración con la Sociedad Española de Reumatología, colaborando en la campaña de sensibilización “Escucha a tu cuerpo”, dirigida a la población general, para concienciar sobre las enfermedades reumáticas y mejorar la detección precoz de las mismas.

A nivel institucional, ¿qué relaciones destacaría con los agentes sanitarios: administraciones, instituciones, profesionales…?

En nuestro compromiso con mejorar la atención sanitaria de la población española colaboramos con las administraciones, instituciones y profesionales sanitarios porque creemos que para conseguir este objetivo todos los actores implicados tenemos que trabajar juntos. Trabajamos con BioSim, la Asociación Española de Biosimilares, en informar y formar sobre los medicamentos biosimilares y el valor añadido que pueden ofrecer a los pacientes en el acceso a tratamientos biológicos, así como a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios. También colaboramos con AESEG, la patronal de genéricos, para promover el desarrollo de los medicamentos genéricos y poner en perspectiva el importante papel que cumplen en la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. Desde Mylan vemos esencial un dialogo efectivo entre la industria farmacéutica, todas las organizaciones que prestan servicios en materia de salud y la administración sanitaria. Y, por supuesto, siempre trabajamos de la mano de los profesionales sanitarios. Escuchando sus necesidades e intentando ser un socio de valor para ellos. Colaboramos con asociaciones de pacientes para promover la investigación, la docencia y la información a la sociedad de diversas patologías; por otro lado, también promovemos la formación académica continuada de los profesionales de la salud.

Referencias

1.         www.aeseg.es/es/notas-de-prensa-2018/2500-el-sector-pone-en-valor-la-aportacion-de-los-medicamentos-genericos-al-sistema-nacional-de-salud-senado
2.        www.biosim.es/el-crecimiento-de-los-farmacos-biosimilares-permitira-un-ahorro-de-2-000-millones-anuales/
3.         IMS 2018