La telemedicina está ayudando a tratar el dolor del paciente con cáncer. Así lo ha dicho Sergio Vázquez, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo. “La historia clínica electrónica nos ha permitido realizar la prescripción electrónica a distancia a un paciente con dolor”. Este especialista ha participado en un encuentro organizado por Servimedia, con el apoyo de Grünenthal.

En su intervención, Sergio Vázquez ha expuesto los programas de teleasistencia desarrollados durante la pandemia en Lugo. Estos programas incluyen el control sintomático y la evaluación del dolor. “La consulta no presencial es uno de los ‘avances’ cuya implantación se ha visto acelerada por la situación pandémica. Esto nos va a permitir dedicarles más tiempo a los pacientes que sí necesitan que les atendamos en la consulta”, ha añadido.

También han participado en el ‘Diálogo #PorUnCáncerSinDolor’ David Callejo Crespo, anestesiólogo del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, y Begoña Barragán, presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC). José Manuel González Huesa, director de Servimedia, ha sido el moderador del debate.

El dolor del paciente con cáncer

Begoña Barragán ha comentado que “los pacientes tienen más miedo” por la pandemia. “Muchas personas se resisten a acudir a los centros”, ha comentado. Entre las principales consecuencias de este temor están el infratratamiento del dolor y el diagnóstico tardío del cáncer. “Tendemos a minimizar el dolor y aguantarlo lo máximo posible. No referimos a los profesionales lo que nos está pasando”, ha añadido la presidenta de GEPAC.

En la misma línea, David Callejo ha mostrado su preocupación por el descenso en el ritmo de diagnóstico. “El personal sanitario es el que es, y los medios son los que son. Estamos teniendo un retraso en cirugías, pruebas, seguimiento y vamos a sufrir las consecuencias. Y con el dolor pasa lo mismo”