Entre las investigaciones que se han realizado a raíz de la pandemia destaca también el impacto que ha tenido la telemedicina. A este respecto destaca el estudio PLATEDIAN, que comparaba esta asistencia con las consultas presenciales. El mismo ha sido seleccionado como una de las “Publicaciones relevantes de socios SED 2020”. La principal conclusión es que la telemedicina resulta eficaz en el control de pacientes con diabetes tipo 1.

Se trata de un estudio multicéntrico que implicó a personas con diabetes tipo 1 atendidas en las Unidades de Diabetes de 9 hospitales andaluces.  Un total de 330 personas con diabetes tipo 1 completaron el protocolo del estudio. De ellas, 163 fueron atendidas de forma tradicional en consultas presenciales.  En 167 se sustituyó una visita presencial a los 3 meses por una visita telemática. La misma incluyó una evaluación de descarga de datos, ajuste insulínico y la comunicación en un mensaje de texto de las recomendaciones clínicas asociadas al acto clínico.

La telemedicina resulta eficaz

“El uso de la telemedicina en esta población tiene un impacto similar, tanto en el control metabólico como en las complicaciones agudas de la diabetes y en su calidad de vida”. Así lo afirmaba Marisol Ruiz de Adana Navas, de la Unidad de Diabetes del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Regional Universitario de Málaga.

El estudio, publicado a principios de 2020 en “Diabetes Care”, ha tenido una repercusión posterior extraordinaria. Sobre todo, para facilitar e impulsar el empleo de recursos de telemedicina en el control de personas con diabetes tipo 1 durante la pandemia.

El hecho de poder afirmar que la telemedicina resulta eficaz es un paso adelante para adaptar las consultas del futuro. Actualmente, ha permitido que los profesionales puedan incorporar la telemedicina a sus actos clínicos como una herramienta efectiva, avalada por la fuerza de la evidencia científica.