Los países de la Unión Europea han convocado una reunión por videoconferencia para acordar una gestión común ante la nueva cepa de coronavirus detectada en Reino Unido. Hasta el momento, Países Bajos, Bélgica, Austria, Alemania, Italia e Irlanda han anunciado la suspensión de los transportes con Reino Unido.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, ha convocado una videoconferencia "para compartir la información disponible sobre la nueva cepa y las medidas relacionadas con la misma". La reunión está convocada a nivel de capitales, y los gobiernos estarán representados por miembros de su gabinete. Además, Bruselas ha convocado una reunión de expertos del mecanismo de la UE de Respuesta Política Integrada a las Crisis para este lunes.

Por su lado, Emmanuel Macron, presidente de Francia, y Angela Merkel, canciller de Alemania, han hablado por teléfono con otros líderes de la UE, como Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo.

Confinamiento por la nueva cepa de coronavirus

Reino Unido ha decretado el confinamiento de Londres y del sureste del país, designadas como zonas en nivel 4. Los residentes deberán quedarse en sus domicilios salvo limitadas excepciones. Se cierran las instalaciones de ocio y servicios no esenciales y se impone el teletrabajo, salvo excepciones justificadas. En principio, la duración inicial estipulada es de dos semanas. Estas restricciones se revisarán el 30 de diciembre, tres días después del inicio de la vacunación en Europa.

La nueva cepa de coronavirus está teniendo especial incidencia en Londres y el sureste de Inglaterra. Por ello, las autoridades italianas, belgas, alemanas, holandesas, austriacas e irlandesas han anunciado la suspensión de todos los vuelos con destino u origen en Reino Unido.

Alemania ha anunciado que "debido a la mutación del coronavirus, el Gobierno Federal tiene intención de restringir los viajes entre Alemania y Reino Unido y también con Sudáfrica". "Se está redactando una regulación en estos momentos. El Gobierno federal está en contacto con sus socios europeos", ha indicado Sebastian Fischer, portavoz del Gobierno alemán en Bruselas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores italiano que dirige el viceprimer ministro Luigi di Maio ha ordenado suspender los vuelos con Reino Unido, según ha informado la prensa italiana. "Reino Unido ha dado la alarma sobre una nueva forma de COVID que sería el resultado de una mutación del virus. Como gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos", ha explicado Di Maio. "Por ello, y tras haber notificado al Gobierno británico, estamos trabajando con el Ministerio de Sanidad para firmar la disposición para suspender vuelos con Reino Unido. Nuestra prioridad es proteger a Italia ya nuestros compatriotas", ha indicado.

Suspensiones temporales

Igualmente, Alexander De Croo, primer ministro belga, ha explicado que se suspenden los vuelos y los viajes del tren Eurostar. "No tenemos una respuesta concluyente", ha reconocido respecto a la mutación. De Croo ha anunciado controles preventivos de carretera. Los viajeros procedentes de Reino Unido serán vigilados estrechamente para garantizar que cumplen con las reglas de cuarentena. "Proporcionaremos información muy clara a todos los recién llegados sobre lo que se espera de ellos", ha indicado De Croo.

Por su parte, Hugo de Jonge, ministro de Sanidad holandés, ha anunciado la suspensión de las comunicaciones británicas con Países Bajos. "Una mutación infecciosa del virus COVID-19 (sic) está circulando por Reino Unido. Se cree que se propaga más fácil y más rápidamente y es más difícil de detectar", ha explicado.

Asimismo, el Gobierno de Irlanda ha suspendido durante 48 horas los vuelos y las comunicaciones marítimas a partir de la medianoche del domingo al lunes. Ha sido una decisión tomada por los tres partidos que participan en la coalición de gobierno.