La Comisión Europea ha anunciado este lunes la creación de un gabinete de crisis integrado por cinco comisarios para coordinar la respuesta europea a la propagación del coronavirus, una iniciativa que coincide con el cambio del nivel de riesgo de contagio en la UE a “de moderado a alto”. Así, el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades (ECDC) ha informado a través de una actualización de su evaluación de la situación que el riesgo asociado a la infección por la cepa Covid-19 en la Unión Europea y Reino Unido “se considera actualmente de moderado a alto”.

Además, Bruselas pondrá en marcha una página web para centralizar toda la información disponible sobre la enfermedad, datos y estadísticas desde distintos ángulos, desde el campo médico hasta la movilidad y la protección civil, y que también enlazará a las páginas de información de los Estados miembro y otras fuentes de información relevantes.

En total se han producido hasta la fecha 38 muertes por el coronavirus en la Unión Europea, territorio en el que se han identificado cerca de 2.200 casos, según los datos ofrecidos por el ECDC. Italia, con 1.689 pacientes, sigue a la cabeza de los países de la UE con más casos, seguido de Francia (130), Alemania (129) y España (83).

“El virus continúa expandiéndose. Sabemos que muchas acciones diferentes son necesarias para afrontar el coronavirus, en muchas facetas”, ha dicho la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, en una rueda de prensa en Bruselas para informar de los detalles del gabinete de crisis de la UE. En este sentido ha recalcado que la situación es “muy compleja” y “requiere tanto acciones muy rápidas como de una fuerte coordinación” entre países y áreas; razón por la que se ha diseñado este nuevo equipo de respuesta para actuar sobre tres vertientes: la sanitaria, la económica y la movilidad de los ciudadanos.

Para ello trabajarán de la mano los comisarios responsables de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic; de Salud, Stella Kyriakides; de Interior, Ylva Johansson; de Transportes, Adina Valean; y de Economía, Paolo Gentiloni.

El comisario Lenarcic ha destacado que la experiencia con esta epidemia, en especial desde China, demuestra que “cada país tiene que estar preparado”, porque la globalización llega a todas partes y, “aunque no hay que caer en el pánico, probablemente la situación irá a peor y debemos estar preparados”. Por ello ha insistido en la necesidad de contar con planes de prevención y de contingencia, al tiempo que ha llamado a la solidaridad y recalcado que “ningún país puede enfrentarse solo” a una crisis como esta.