Una nueva publicación en la revista ‘Gastroenterology’ abre la vía al desarrollo de nuevos fármacos para la fibrosis hepática. Esta conclusión se basa en la investigación de Marina García Macia, investigadora del Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG), centro mixto de la Universidad de Salamanca (USAL) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En este experimento “in vivo”, llevado a cabo en ratones, se ha conseguido demuestrar que la inhibición de la proteína ‘Methyl-CpG binding protein 2 (MeCP2)’ frena el desarrollo de la fibrosis hepática.

La investigadora de la Universidad de Salamanca partía de la base de que la proteína llamada MeCP2 se requiere para el desarrollo de la fibrosis hepática en ratón. De esta forma, para el estudio se utilizó un ratón al que le faltaba esa proteína entera, y con otro animal, en el que  se modificó la base de la fosforilación, en vez de una serina, se utilizó una alanina; así, aunque la proteína estuviera presente, no funcionaba. En ambos casos,  se observó que la fibrosis no se desarrollaba igual, sino que iba mucho más despacio.

Como explica la investigadora, la proteína MeCP2 “controla a las células estrelladas (llamadas así por su forma), máximas responsables del desarrollo de esta enfermedad; cuando sufren un daño, se activan y ponen en marcha la proliferación celular, sobre todo cuando encontramos la fosforilación que marca la activación de la proteína. Cuando modificas esa proteína directamente, la fibrosis hepática va mucho más lenta, se detiene, porque las células no se pueden diferenciar”. Así, la modificación de esta proteína actúa “como una mano mágica” y, además, es “un proceso relativamente sencillo para poderlo desarrollar en un fármaco”, concluye la experta.

De esta forma, la conclusión del estudio es conseguir aplicar esta teoría para el  desarrollo de nuevos fármacos que sean capaces de desactivar la replicación celular que se pone en marcha por la acción de esta proteína, entre otras, dando lugar al desarrollo de la fibrosis hepática.