La vacuna adaptada a ómicron de Pfizer y BioNTech llegará en octubre. Las compañía BioNTech ha anunciado este lunes que su vacuna contra la COVID-19 desarrollada junto con Pfizer, adaptada a las variantes BA.1 y BA.4/5 no llegarán hasta octubre de 2022. Estarán disponibles “a tiempo para las campañas de vacunación de refuerzo de otoño”, han avanzado desde BioNTech.

Esta farmacéutica ha celebrado la presentación de sus resultados financieros correspondientes al primer semestre de 2022. Estos recogen unos ingresos en el segundo trimestre de 2022 de 3.200 millones de euros, con un beneficio neto de 1.700 millones de euros. Los ingresos del primer semestre de 2022 ascendieron a 9.600 millones de euros, con un beneficio neto de 5.400 millones de euros.

Vacuna adaptada a ómicron

En concreto sobre su vacuna contra la COVID-19, su previsión es ingresar entre 13.000 y 17.000 millones de euros en 2022. Esta estimación de ingresos refleja los ingresos previstos relacionados con la participación de BioNTech en los beneficios brutos de las ventas de la vacuna en los territorios de los socios colaboradores, de las ventas directas de la vacuna a clientes en el territorio de BioNTech y de los ingresos previstos generados por los productos fabricados por BioNTech y vendidos a los socios colaboradores.

"En el primer semestre de 2022, hemos reforzado aún más nuestro liderazgo en la vacuna y hemos ampliado nuestra amplia cartera de productos. Nuestra cartera de productos de COVID-19 incluye candidatos a vacunas adaptadas a las variantes y de próxima generación, orientadas a una protección prolongada y amplia".

Avances en Oncología

En Oncología, la compañía ha presentado actualizaciones de datos  para el candidato a vacuna contra el cáncer de ARNm individualizado BNT122 en cáncer de páncreas y el novedoso candidato a terapia celular CAR-T BNT211 en tumores sólidos. Esto ha supuesto la primera designación PRIME por parte de la EMA. Así lo ha recalcado Ugur Sahin, director general y cofundador de BioNTech. "Nos dirigimos hacia la preparación de ensayos de registro, así como a la entrega de nuestros primeros BioNTainers en África, con el objetivo de proporcionar acceso a medicamentos novedosos", ha añadido Sahin.

Jens Holstein, director financiero de BioNTech, ha mostrado su satisfacción por los resultados obtenidos. "Estamos en el buen camino para alcanzar nuestras previsiones financieras para el presente ejercicio. Con nuestras vacunas COVID-19 adaptadas a las variantes, esperamos un aumento de la demanda en el cuarto trimestre de 2022. Invertiremos en investigación y desarrollo este año y más adelante. También seguimos centrados en fomentar nuestra cartera de productos oncológicos, así como en impulsar nuestro liderazgo en el desarrollo de la vacuna COVID-19. Estamos impulsando el posible lanzamiento de múltiples productos innovadores para abordar enfermedades con gran necesidad médica no cubierta en los próximos tres a cinco años", ha manifestado.