Un nuevo estudio científico evidencia que la vacuna BCG del bacilo de Calmette-Guérin contra la tuberculosis ofrece cierta protección frente a infecciones respiratorias. según ha informado la Sociedad Española de Inmunología.

En este ensayo doble ciego y aleatorio, pacientes mayores de 65 años recibieron la vacuna BCG o un placebo al recibir el alta hospitalaria. El seguimiento posterior de estos pacientes fue de 12 meses.

Los investigadores principales, Mihai Netea y Evangelos Giamarellos-Bourboulis del Hospital General Universitario ATTIKON de Atenas, han hecho públicos resultados que indican que la vacuna BCG aumentó significativamente el tiempo hasta la primera infección y redujo la incidencia de infecciones del tracto respiratorio en un 80 por ciento (40% todas las nuevas infecciones).

Vacuna BCG y Covid-19

En un estudio relacionado, el doctor Netea informa de que la incidencia de CoviD-19 es significativamente menor en el grupo al que se vacunó con la BCG en comparación con el grupo de control.

La incidencia es del 20,7%  frente a 31,1%, lo que confirma que la vacunación es “segura” y no conduce a un aumento de la morbilidad debido al Covid-19.

Los nuevos datos confirman que la inmunidad inducida por la vacuna BCG protege de infecciones del tracto respiratorio sin efectos adversos, demostrando que la vacunación es segura y ofrece cierta protección a los mayores de 65 años contra las infecciones respiratorias.

En la actualidad se están realizando 21 ensayos clínicos controlados aleatorios en todo el mundo. Cuando se publiquen los resultados  estaremos en  mejor disposición para valorar si la vacuna  proporciona una protección no específica frente a la Covid-19 mientras se desarrolla una vacuna específica para la enfermedad.