El Gobierno de Reino Unido ha anunciado este miércoles que acepta la recomendación de la Agencia Reguladora de Medicinas y Productos Sanitarios para autorizar la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica. Es la segunda vacuna que recibe el visto bueno en el país después de la de Pfizer y BioNTech.

El Ministerio de Sanidad británico ha indicado que la decisión “llega tras unos ensayos clínicos rigurosos y un análisis exhaustivo de los datos por parte de la Agencia británica. Sus expertos han concluido que la vacuna cumple sus estrictos estándares de seguridad, calidad y efectividad”.

La vacuna de AstraZeneca

Por su lado, el Comité Conjunto sobre Vacunaciones e Inmunización (JCVI) publicará sus consejos sobre los grupos prioritarios para la vacunación. Asimismo, el Servicio Nacional de Salud “tiene un plan de vacunación claro y décadas de experiencia con programas de vacunación a gran escala”.

El Servicio Nacional de Salud “ya ha vacunado a cientos de miles de pacientes con la vacuna de Pfizer y BioNTech, y esta campaña continuará. Ahora pondrá sus extensos preparativos en acción para la inoculación de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford”, han señalado desde el Ministerio de Sanidad británico.

Respecto a la prioridad, ha indicado que dependerá “de los últimos consejos científicos”. El JCVI ha recomendado que la vacunación comience por todas las personas de los grupos de riesgo para su primera dosis. En segundo lugar, se debe intentar dar la segunda dosis requerida en el menor periodo de tiempo posible.

Según el Ministerio británico, “todo el mundo recibirá su segunda dosis durante las doce semanas posteriores a la primera. La segunda dosis completa el ciclo y es importante para una protección a más largo plazo”. También ha recalcado que “con dos vacunas aprobadas, se podrá vacunar a un número mayor de personas que están en mayor riesgo. El objetivo es protegerlas de la enfermedad, así como reducir la mortalidad y las hospitalizaciones”.

Récord de positivos y fallecidos

Mientras la inmunidad por la vacunación no sea completa, la población debe ser “jugando su papel”. En este sentido, el Departamento de Sanidad ha recordado la necesidad de respetar las restricciones en cada zona, junto con otras medidas como el lavado de manos o la distancia social.

Durante la jornada del martes 29 las autoridades británicas han notificado 53.153 positivos por coronavirus y 414 fallecidos. Se trata del balance más alto desde el inicio de la pandemia. El lunes Reino Unido ya había fijado otro récord, con más de 41.000 positivos. Hasta el martes, acumula 2.382.865 casos, con más de 71.500 fallecidos. Cerca de 3.260 personas han fallecido por causas derivadas de la COVID-19 en los últimos siete días.