La Comisión de Salud Pública ha acordado que los trabajadores esenciales que hayan prolongado su edad de jubilación y, por tanto, tengan más de 65 años, podrán ser vacunados contra la COVID-19 con la vacuna de AstraZeneca. Cabe recordar que se trata de una decisión conjunta entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas. Esta sería, por tanto, la quinta actualización de la Estrategia de Vacunación, que se ratificará en el próximo Consejo Interterritorial del SNS.

En concreto se hace referencia a los grupos 3B, 3C y 6 sin ningún límite de edad. El grupo 3C corresponden a servicios de salud pública; personal sanitario y sociosanitario de servicios de inspección sanitaria;  medicina legal y forense; consultas médicas privadas, servicios de ayuda a domicilio; personal de oficinas de farmacia; protésicos dentales, logopedas y personal de psicología clínica; y trabajadores de instituciones penitenciarias, entre otros.

El 3C está integrado por el resto de personal sanitario y sociosanitario no vacunado con anterioridad. Mientras, el grupo 6 lo forman Guardia Civil; Policía Nacional; Autonómica y Local; Bomberos; técnicos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; profesionales de Protección civil; Emergencias y Fuerzas Armadas y docentes.

La vacuna de Janssen

En relación a la vacuna de Janssen, no se ha decidido con rotundidad los grupos en los que se va a priorizar. En cualquier caso, la actualización acordada este jueves establece que “cuando haya disponibilidad de dosis de esta vacuna se podrá utilizar de forma paralela a las vacunas de ARNm”. Todo ello con el objetivo de incrementar el ritmo de vacunación de los grupos de mayor edad“.

Por otra parte, las personas con condiciones de muy alto riesgo se vacunarán de manera simultánea al grupo de aquellas con edades comprendidas entre los 70 y los 79 años de edad. Se utilizarán vacunas de ARNm, como las de Pfizer o Moderna, con “la finalidad de alcanzar la mayor protección en un periodo de tiempo menor”.

Por último, se administrará una única dosis en personas de 65 o menos años de edad con antecedente de infección previa. En esta quinta actualización se mantiene, por tanto, la pauta de dos dosis para las personas de 65 o más años.

Obligatoriedad de la mascarilla

Por otra parte,  ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado que el Ministerio y las comunidades autónomas han pactado revisar la ley de ‘nueva normalidad’. En concreto lo referente el uso obligatorio de la mascarilla a pesar de poder mantener la distancia de seguridad.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), la ministra ha avanzado que se realizará una revisión técnica de esta medida. Así se plantearán propuestas en la reunión del CISNS de la semana que viene.