Con motivo de la campaña para la vacunación de la gripe, la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) ha puesto en marcha un Sondeo de percepción a directivos de la salud. Este cuenta con el patrocinio de Sanofi y la colaboración de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP) y de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP). La conclusión más destacada es que la vacuna de la gripe incrementa la eficiencia del Sistema Sanitario, ofreciendo protección a los profesionales y pacientes.

El Sondeo forma parte de una amplia y extendida en el tiempo Campaña de Concienciación sobre la importancia de la Vacunación frente a la Gripe. Sobre la misma aportaba información Dulce Ramírez, vicepresidenta primera de SEDISA. “Esta tiene como objetivos más importantes posicionar la vacunación frente a la gripe como punto clave en la salud y en la calidad y eficiencia del Sistema Sanitario”. Entre los objetivos también destacaba concienciar a directivos de la salud, profesionales sanitarios y pacientes sobre las consecuencias graves de la gripe. Igualmente, el impactar sobre la tasa de vacunación y sobre la eficiencia de las recomendaciones de vacunación.

Mejorar la eficiencia del Sistema Sanitario

Pese a que la vacunación resulta clave en la eficiencia del Sistema Sanitario, los participantes señalaban algunas de las barreras más destacadas para la misma. La primera es la baja percepción del riesgo sobre el impacto de la gripe y sus consecuencias (71,43 por ciento) y el temor a los efectos secundarios de la vacuna (42,86 por ciento). Estas están seguidas por la falta de información sobre las complicaciones de la gripe (21,43 por ciento).

Asimismo, el sondeo evalúa la percepción sobre medidas para aumentar la tasa de vacunación en general. De esta forma, para mejorar la eficiencia del Sistema Sanitario estaría la implementación de estrategias de vacunación más eficaces. También la gestión de incentivos según tasa de vacunación y la obligatoriedad de vacunación en los profesionales de las organizaciones sanitarias.

A este respecto, tanto las estrategias más eficaces como la gestión de incentivos tienen una valoración alta respecto a su viabilidad. En cambio, la obligatoriedad de que los profesionales se vacunen cuenta con una valoración de viabilidad más baja.