La vacuna candidata contra la COVID-19 de Moderna, ARNm-1273 ha obtenido la confirmación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) para solicitar una autorización de comercialización por parte de la Unión Europea, según ha informado la compañía. La solicitud de la autorización por parte de Moderna incluirá información clínica actualizada sobre la ARNm-1273.

En concreto, se incluirán los resultados obtenidos de un estudio preclínico sobre el virus, así como del análisis provisional de la fase 1 del estudio de la ARNm-1273 en adultos (18-55 años) y personas mayores (56-70 y 71+ años) publicado en el ‘New England Journal of Medicine’.

Asimismo, a fecha del 9 de octubre, 22.194 participantes de la fase 3 del estudio ‘COVE’ de la vacuna candidata ARNm-1273, han recibido su segunda vacuna. En Europa, la compañía está trabajando con sus socios estratégicos, la suiza, Lonza y la española, ROVI para la fabricación y el suministro de la vacuna, tal y como se ha informado.

“Estamos satisfechos con las productivas interacciones con las autoridades reguladoras europeas a nivel nacional y a nivel de la EMA”, ha señalado el director general de Moderna, Stéphane Bancel . “Estamos comprometidos con el desarrollo de una vacuna eficaz siguiendo la orientación de los organismos reguladores y continuaremos nuestro diálogo continuo con la EMA”, ha dicho.

Moderna ha anunciado que el Ministerio de Sanidad de Canadá comenzará la evaluación de su vacuna candidata. Además, se está expandiendo a nivel mundial de fabricación para poder entregar aproximadamente 500 millones de dosis por año y posiblemente hasta 1.000 millones de dosis por año, a partir de 2021.