La vacuna de Oxford contra la Covid -19 no tendrá listos los resultados del ensayo clínico que avalan su seguridad y eficacia hasta «finales de 2021», así lo afirma el Dr. Carlos Estévez que participa en la investigación.

«Ni antes había que tener un optimismo exacerbado y comunicar que estaría con seguridad para diciembre, porque los resultados está previsto que los tengamos para finales del año que viene, ni tampoco esto es un jarro de agua fría», indica Estévez, en referencia al efecto adverso que tuvo la vacuna de Oxford en un voluntario y que hizo pausar los ensayos, que ya se han retomado.

Según ha reconocido, «siempre es mejor que no haya efectos adversos en un estudio» pero defiende que «se ha procedido de manera muy adecuada y muy ordenada, siempre adhiriéndose a los protocolos internacionales».

La vacuna de Oxford, en proceso de producción

Además, sobre los anuncios hechos en torno a que la vacuna estaría a finales de este año, el investigador ha aclarado que una cosa es «que la vacuna esté manufacturada, pues de hecho ya se está produciendo y se espera que haya dosis disponibles a finales de año», y otra cosa son los resultados de ensayo clínico que «avalen la eficacia y seguridad a la hora de administrarla en la población».

«Creo que se ha precipitado un poco quizá a la hora de garantizar que se va a administrar la vacuna a finales de año cuando los resultados definitivos del estudio van a estar disponibles al menos en Reino Unido, a finales del verano del año que viene», ha insistido.

Por ello, ha hecho un llamamiento a los políticos para que sean «bastante cautos» aunque comprende la «presión social tremenda» que tienen. También ha asegurado que «no se ha comprometido en ningún momento la seguridad del fármaco».

Sobre la eficacia de la vacuna de Oxford, Carlos Estévez ha precisado que «ningún fármaco tiene un 100% de eficacia» aunque ha puntualizado que para el caso de la vacuna del Covid-19 «sí se ha determinado que tiene que haber una eficacia aproximada de un 50%».