La vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech contra la COVID-19 comenzará a administrarse en España el 27 de diciembre. Así lo ha confirmado Salvador Illa, ministro de Sanidad. La fecha concreta dependía de la aprobación de la Comisión Europea y el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que se reúne el 21 de diciembre. Se espera que en agosto de 2020 pueda estar inmunizado el 60 por ciento de la población. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, también ha apuntado a estas fechas en un mensaje publicado en redes sociales.

Una vez que la EMA de luz verde al fármaco, la Comisión Europea podría concluir el proceso formal el 23 de diciembre. Esta burocracia habitualmente requiere 67 días, y en esta ocasión se hará en solo dos. No obstante, la agencia sigue manteniendo la reunión prevista para el 29 de diciembre por si necesita valorar más datos.

Vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech

La vacuna cuenta con dos dosis, administradas en un intervalo de 21 días entre cada una. Los científicos han indicado que desde la primera dosis ya existe un cierto nivel de protección frente al coronavirus. Por el momento no se sabe con exactitud cuántas dosis van a llegar en el primer envío a España. Dependerá de la capacidad de distribución de la compañía. En las semanas previas se ha establecido un protocolo para todas las comunidades autónomas en el que se definen los grupos prioritarios.

La mayor parte de las comunidades están adquiriendo ultrarefrigeradores para guardar las dosis de vacunas contra la COVID-19. Además, ha comenzado la formación de profesionales sanitarios para administrarla. En principio, solo se pondrá la vacuna en los centros de salud y, en determinadas ocasiones, en residencias de ancianos.

El Plan de Vacunación contra la COVID-19 establece que en la primera etapa se vacunará a 2,5 millones de personas. En este grupo prioritario se ha incluido a los residentes y personal sanitario de residencias, personas con grandes dependencias, el resto del personal sanitario y los grandes dependientes no institucionalizados.

Mayores de 65 años

Posteriormente, y a pesar de que todavía no está decidido en qué fase de vacunación entrarán, se vacunará a mayores de 65 años, personas con condiciones de riesgo, personas que viven o trabajan en comunidades o entornos cerrados, personas vulnerables por su situación socioeconómica, personas con trabajos esenciales, personal docente, población infantil, adolescentes y jóvenes, las personas que viven en zonas con importantes brotes de coronavirus o de alta incidencia, las mujeres embarazadas o que están en el periodo de lactancia.

Respecto a las fechas de vacunación, se calcula que en agosto de este años podría estar inmunizada el 60 por ciento de la población. Esta fecha podría variar en función del desarrollo de los ensayos clínicos de las siete vacunas que ha comprado la Comisión Europea. Por ejemplo, Sanofi va a comenzar otro ensayo en fase 2 en febrero, lo que implica un retraso de varios meses respecto a su intención de comenzar a probar el fármaco en junio.