La vacunación COVID en Israel se basa en su sistema público y la rapidez en la compra. Son algunas de las conclusiones de los expertos reunidos en un encuentro organizado por la Cámara de Comercio e Industria España-Israel, la Embajada de Israel en España, TEVA e Hiris Care. Diversos expertos han participado en el encuentro digital ‘Vacunación frente a la COVID-19: un desafío asistencial y logístico. Israel: una experiencia de éxito’.

Israel, con nueve millones de habitantes, lidera la lista de países en su estrategia de vacunación con 75 dosis administradas por 100 habitantes. En total, se han vacunado a más de 200.000 personas cada día. El 30 por ciento de la población está ya completamente vacunada. El segundo país con una tasa más alta es Estados Unidos, que ha vacunado a un 4,2 por ciento de la población.

La vacunación COVID en Israel

Rodica Radian-Gordon, embajadora de Israel en España, ha indicado que la rapidez ha sido factor decisivo para el éxito en la campaña de vacunación. “En menos de dos meses el 40 por ciento de la población ha sido vacunada. El gobierno israelí comenzó hace seis meses las negociaciones con algunas compañías farmacéuticas para poder conseguir la vacuna”.

Según ha destacado, su sistema público de salud es muy eficaz. Lleva 20 años digitalizado, lo que ha permitido agilizar el proceso. “Además, la respuesta por parte de la ciudadanía está siendo muy positiva”, ha dicho Radian-Gordon. “También somos pioneros en la implantación de un ‘pasaporte verde’ para las personas vacunadas. Esperamos abrir de forma segura los sectores del turismo, la cultura, la hostelería, los viajes internacionales de negocio, etc.”.

El papel de TEVA

Por su parte, Rafael Borrás, director de Comunicación y Relaciones Institucionales del grupo TEVA, también se ha referido al “sistema de salud robusto” de Israel. “Dispone de servicios digitales maduros y avanzados. Ha hecho una importante campaña de concienciación, tiene una logística precisa y ha hecho un gran esfuerzo de adquisición de vacunas”.

Asimismo, Borrás ha analizado el papel de TEVA en el proceso de vacunación en Israel. “Nuestra planta de Shoham, de 80.000 metros cuadrados ha sido el centro de operaciones donde recibíamos todas las vacunas. Las reacondicionamos en paquetes menores para ser más eficientes en su uso. Después las distribuimos diariamente a todos los centros de vacunación del país, todo ello en medio de unas medidas de seguridad extremas”.