Las mujeres que amamantaron tuvieron menos probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular, o de morir de una enfermedad cardiovascular que las mujeres que no amamantaron, según un meta-análisis publicado en un número especial sobre el embarazo del ‘Journal of the American Heart Association’ (JAHA), una revista de acceso abierto y revisada por pares de la Asociación Americana del Corazón.

Los beneficios de la lactancia materna para la salud de los niños son bien conocidos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), está relacionada con un menor número de infecciones respiratorias y un menor riesgo de muerte por enfermedades infecciosas entre los niños que fueron amamantados. La lactancia materna también se ha relacionado con beneficios para la salud de las madres, como un menor riesgo de diabetes de tipo 2, cáncer de ovarios y cáncer de mama.

Los investigadores revisaron la información sanitaria de ocho estudios realizados entre 1986 y 2009 en Australia, China, Noruega, Japón y Estados Unidos y un estudio multinacional. La revisión incluyó los registros sanitarios de casi 1,2 millones de mujeres (con una edad media de 25 años en el momento del primer parto) y analizó la relación entre la lactancia materna y el riesgo cardiovascular individual de la madre.

Resultados del estudio

Durante un periodo medio de seguimiento de 10 años, las mujeres que dieron el pecho en algún momento de su vida tenían un 14% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad coronaria; un 12% menos de probabilidades de sufrir accidentes cerebrovasculares; y un 17% menos de probabilidades de morir por una enfermedad cardiovascular.

"Es importante que las mujeres sean conscientes de los beneficios de la lactancia materna para la salud de sus bebés y también para su propia salud personal –resalta Willeit–. Además, estos hallazgos de estudios de alta calidad realizados en todo el mundo ponen de manifiesto la necesidad de fomentar y apoyar la lactancia materna, como los entornos de trabajo favorables a la lactancia materna, y la educación y los programas de lactancia materna para las familias antes y después del parto".

Debería ser especialmente estimulante para una madre saber que al amamantar está proporcionando la nutrición óptima para su bebé y, al mismo tiempo, reduciendo su riesgo personal de enfermedad cardíaca", concluye.