La compañía Ipsen ha anunciado nuevos datos de su estudio fase II CLARINET FORTE. Esta investigación demuestra el mantenimiento de la calidad de vida al aumentar la frecuencia de las dosis de Somatulina Autogel (lanreotida autogel). Nueve abstracts presentados en la 18ª Conferencia de la Sociedad Europea de Tumores Neuroendocrinos (ENETS) han mostrado nueva información en la evolución del paciente con este tipo de tumores.

Los últimos datos del estudio mencionado han mostrado que la calidad de vida se mantiene si se duplica la frecuencia de dosis. Estos nuevos indicadores han sugerido que no hay deterioro en la calidad de vida en pacientes con tumores neuroendocrinos pancreáticos (panTNEs). Tampoco en pacientes con tumores neuroendocrinos del intestino medio (TNE) que recibieron lanreotida autogel siguiendo el régimen de dosis estándar.

Marianne Pavel, profesora de la Universidad Friedrich-Alexander de Erlangen (Alemania), médico titular y catedrática de Endocrinología, es la investigadora principal del estudio. Según ha dicho, los nuevos resultados del ensayo han revelado “que la calidad de vida se mantuvo estable a lo largo del estudio en los pacientes con enfermedad progresiva y que recibían las inyecciones con el doble de frecuencia en comparación con su tratamiento antes del estudio”.

“Se trata de un nuevo e importante indicador, ya que refleja la percepción de los pacientes sobre su propio estado de salud. Significa que los pacientes con TNE progresivos podrían permanecer con un tratamiento estándar de primera línea más. Dicha terapia es tolerable durante más tiempo sin que aparezcan nuevas señales de seguridad o deterioro de la calidad de vida”.

Lanreotida autogel ofrece soluciones a largo plazo

Por su parte, Lilian Cortez, autora y farmacéutica especialista en cáncer gastrointestinal en The Royal Marsden NHS Foundation Trust (Reino Unido) ha señalado que “los pacientes que viven con tumores neuroendocrinos necesitan soluciones a largo plazo que les proporcionen continuidad en el tratamiento y flexibilidad”.

“La administración en el domicilio de lanreotida autogel proporciona independencia al paciente para gestionar su propio tratamiento. Además, puede aliviar la presión sobre los profesionales sanitarios, ya que se reducen las visitas al hospital. En consecuencia, también disminuye el potencial riesgo de contagio de COVID-19”.

Asimismo, Steven Hildemann, vicepresidente ejecutivo, director médico y responsable del área de Seguridad de los Pacientes de Ipsen, ha comentado que esta compañía “sigue siendo un aliado comprometido y líder en el campo de los tumores neuroendocrinos”. “Nuestra presencia en la conferencia ENETS pone de manifiesto cómo estamos avanzando para marcar diferencias tangibles para los pacientes que viven con tumores neuroendocrinos. Ipsen sigue defendiendo el empoderamiento de los pacientes durante todo el tratamiento”.