El cáncer de cérvix uterino es la segunda causa de muerte en México de tipo oncológica y actualmente 35 mil mujeres en Latinoamérica fallecen por este padecimiento, según datos de Globocan.

Por lo anterior, el Grupo Hospital MAC lanzó, de la mano de TIMSER Group, la primera prueba en sangre para detección de marcadores circulantes relacionados a lesiones y cáncer de cérvix.

La prueba se llama Preventix y busca combatir el alto índice de muertes por este tipo de cáncer, además de ofrecer nuevas tecnologías que ayuden a cerrar las brechas de acceso a salud. Se puede aplicar a mujeres de 18 años en adelante con vida sexual activa.

Urgen medidas de prevención

A pesar de la existencia de la prueba Preventix, especialistas recomiendan mantener la cultura de la prevención a través del diagnóstico temprano de este tipo de cáncer.

Esta prevención puede basarse en estrategias de salud como el papanicolaou, prueba de VPH y la inspección visual. Así como también la promoción de una mejor educación y acceso a la salud.

El Dr. Eduardo Cervera Ceballos, director de Docencia del Instituto Nacional de Cancerología, señaló que esta prueba busca combatir las barreras socioculturales y falta de acceso a la salud y educación. Añade que el desarrollo de la prueba fue gracias a un trabajo multidisciplinario y con la investigación de un periodo de más de 10 años.

Además de que “se logró con el objetivo de apoyar y dar más soporte a los médicos y los diagnósticos, con la opción de hacerse una prueba a tiempo”. Así lo informa la Dra. Ruth Esparza Garrido, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y parte del equipo del desarrollo de la prueba.

El funcionamiento y efectividad de la prueba

Los expertos aseguran que la prueba no debe ser considerada como un sustituto para las metodologías actuales de diagnóstico de cáncer cervicouterino y lesiones. Sino más bien como un método confirmatorio de las mismas y está diseñada para ser una prueba de tamizaje general a la población con un enfoque preventivo.

Agregan que la prueba cuenta con una sensibilidad y especificidad de diagnóstico del 90%.

Para el Doctor Francisco David Cantú de León, director de Investigación del Instituto Nacional de Cancerología, dicha prueba tiene varios retos que enfrentar.

Uno de ellos es que aunque las pruebas de Papanicolaou y análisis de biopsia han reducido con éxito la mortalidad, estos aún son propensos al sesgo intra observacional.

“El reto es descender el número de muertes y aumentar la detección temprana al menos del 70% de las mujeres que no han asistido a un ginecólogo”. Así lo declara el Lic. Héctor Valle Mesto, presidente ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud, A.C. (FUNSALUD).