Las primeras Jornadas realizadas por la Unidad de Sistema Nervioso Central (SNC), del laboratorio Exeltis España, han reunido a más de 200 neurólogos y psiquiatras. Durante las mismas, los expertos han avanzado que  las alteraciones del sistema inmune del paciente pueden ser la clave de para nuevos enfoques de diagnóstico y tratamientos en algunas patologías psiquiátricas y neurológicas, como migrañas, depresión, insomnio, Parkinson, Alzheimer, y otras demencias.

Así, han informado de que se están comenzando a estudiar otros enfoques de diagnóstico con nuevos anticuerpos neuronales y tratamientos capaces de corregir estas alteraciones del sistema inmune que actúa de forma errónea atacando al organismo, lo que provoca, en algunos casos, algunas de estas severas patologías.

Por ejemplo, en el caso concreto de las migrañas que son patologías que alcanzan hasta el 12 por ciento de la población, Jesús Porta-Etessan, jefe de Sección de Neurología del Hospital Clínico San Carlos,  anunció que se están realizando nuevos estudios en el tratamiento de migrañas resistentes  con inmunomoduladores que atacan una nueva diana -el péptido relacionado con el gen de la calcitonina- que está ampliamente distribuido por todo el sistema nervioso. “Los resultados  nos indican que hasta un 70 por ciento de los pacientes que sufren migrañas severas de repetición, sin respuesta a otras alternativas terapéuticas, y presentan esta alteración de su sistema autoinmune al ser tratados con estos inmunoneuromoduladores mejoran su calidad de vida”.

Especialidades que van de la mano

El otro hecho a destacar de este encuentro es el trabajo conjunto entre neurólogos y psiquiatras. A este respecto, Luis Fernando Agüera, jefe de Psiquiatría del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, aportaba que  “ambas especialidades clínicas tenemos que colaborar conjuntamente porque el paciente es atendido por un especialista  que puede ser un psiquiatra y, sin embargo, este individuo puede sufrir alteraciones del sistema inmune”.

Esto ocurre, por ejemplo, con pacientes que presentan depresión, migrañas u otras patologías psiquiátricas que se deben diagnosticar y tratar de forma coordinada entre ambas disciplinas, y por ello el experto insistía en que “psiquiatras y neurólogos tenemos que trabajar en equipo para mejorar diagnósticos y tratamientos. En ocasiones, nos encontramos con un 30% de pacientes en los que tenemos que pensar en la posible existencia de otras patologías subyacentes como, por ejemplo, ocurre con las  patologías inflamatorias”.