La periodontitis es una enfermedad inflamatoria de las encías que en los casos graves conduce a la pérdida de huesos y dientes. Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Campinas en Brasil refuerza la necesidad de un tratamiento de prevención y seguimiento a partir de la primera infancia para evitar su desarrollo ya que han observado que se puede transmitir de padres a hijos.

Los adultos con periodontitis transmiten bacterias que pueden causar la enfermedad en el futuro a sus hijos, y las bacterias permanecen en la cavidad bucal incluso cuando los niños se someten a tratamientos de diversa índole. Ésta es la principal conclusión de un estudio publicado en ‘Scientific Reports’.

“El microbioma oral de los padres es un determinante de la colonización microbiana subgingival de sus hijos”, afirman los autores del artículo en sus conclusiones, y agregan que “la microbiota disbiótica adquirida por los hijos de pacientes con periodontitis a una edad temprana es resistente a los cambios y la estructura de la comunidad se mantiene incluso después de controlar el estado de higiene”.

¿Qué bacterias se han encontrado?

“Los hijos de padres con periodontitis fueron colonizados preferentemente por ‘Filifactor alocis’, ‘Porphyromonas gingivalis’, ‘Aggregatibacter actinomycetemcomitans’, ‘Streptococcus parasanguinis’, ‘Fusobacterium nucleatum’ y varias especies pertenecientes al género ‘Selenomonas’ incluso en ausencia de periodontitis”, señala el artículo.

Estos patógenos también surgieron como discriminadores sólidos de las firmas microbianas de los hijos de padres con periodontitis.

A pesar del control de la placa bacteriana y el cepillado vigoroso, los hijos de personas con la enfermedad todavía tenían las bacterias en la boca, mientras que los efectos de la higiene y profilaxis dental eran más significativos en los hijos de sujetos sanos.