La diabetes tipo 2 es una enfermedad cuya prevalencia no deja de aumentar. Se trata de uno de los factores de riesgo cardiovascular más importante, que suele ir asociado a otros, como es la dislipemia.

En este contexto, hay que tener en cuenta que la Asociación Americana de Diabetes (ADA) justifica el tratamiento con estatinas en todos los grupos, independientemente de las cifras lipídicas y aunque no haya otros factores de riesgo cardiovascular.

La disminución del colesterol en los diabéticos disminuye el riesgo cardiovascular independientemente del control glucémico. Por eso, en prevención primaria, además de la intervención sobre los hábitos de vida, el tratamiento con estatinas de intensidad moderada en pacientes diabéticos mayores de 40 años y en pacientes mayores de 75 años es una recomendación.

Indicaciones

Cuando los pacientes diabéticos tienen asociados múltiples factores de riesgo cLDL ≥ 100 mg/dl, HT, tabaquismo, ERC, albuminuria, antecedentes de ECVA prematura, el tratamiento será con estatinas de alta intensidad. Si, además, el riesgo de ECVA es ≥ 20%, sería equivalente al de los pacientes con ECV establecida, y la recomendación es similar.

En diabéticos < de 40 años y/o con DM tipo 1 que tiene algún otro factor de riesgo adicional, además de las intervenciones sobre hábitos de vida, deben tenerse en cuenta las estatinas de intensidad moderada.

También hay que considerar otras enfermedades como la insuficiencia renal, las dislipemias genéticas y las enfermedades autoinmunes. En todas ellas se produce una aterosclerosis prematura y una progresión acelerada de esta enfermedad.

Recomendaciones

Según las recomendaciones de las guías europeas, los diabéticos tipo 1 y 2, aún sin factores de riesgo cardiovascular o lesiones en órganos diana, tienen unos objetivos en prevención primaria de no cHDL 130 mg/dl, y, cLDL 100 mg/dl.

El primer escalón terapéutico debe ser las estatinas. La ezetimiba es especialmente eficaz con una reducción relativa de riesgo del 15% y absoluta del 5,5%. Se debe de administrar en combinación con las estatinas cuando no se alcanza el objetivo.

Otras opciones

Los iPCSK9 son al menos igual de eficaces en diabéticos, incluso se ha demostrado que proporcionan una disminución del 2,7% del riesgo absoluto de eventos mayores a 3 años frente a población no diabética.

Hay que valorar la recomendación de las estatinas para pacientes con DM1 jóvenes, < 35 años, y con menos de 10 años de duración de la enfermedad y sin otros factores de riesgo cardiovascular, que son grupo de riesgo moderado.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Medicina General Mª José Besada Hermida, del Centro de Salud Baltar, en Portonovo; Mar Novo Carballal, del Centro de Salud Marín, y Rosa Mª Prieto Granja, del Centro de Salud  Virgen Peregrina, de Pontevedra; Jorge Rodríguez Garrido, Berta Garrote Gómez, Pablo Rodríguez Crespo y José Ramón González García, de A Coruña, y Ana María Sánchez Bao, Cristina Tejera Pérez, Alma María Prieto Tenreiro y Laura Cotovad Bellas.