Las Comunidades Autónomas han aumentado su deuda con la industria de la tecnología este tercer trimestre de 2019, en comparación con el mismo periodo de 2018. Así se desprende de los datos del Observatorio de Deuda de Fenin que sitúa el total de la deuda de estas facturas en 940 millones. Esto supone un aumento del 19,1 por ciento (151 millones de euros más) en comparación con el mismo período de 2018.  Desgranando esta cantidad, el Observatorio detalla que el 89,9 por ciento de las facturas pendientes de cobro corresponden al ejercicio 2019 y el 14,1 por ciento restante al de 2018 y anteriores.

Respecto a los días de retraso en los pagos de estas facturas, el periodo medio de pago durante los nueve primeros meses de 2019, en comparación con el mismo periodo de 2018,  también se ha incrementado.  Los mismos pasan de 87 a 101 días lo que supone un aumento de  14 días, es decir, un 16 por ciento.

Observando las diferencias entre las Comunidades Autónomas, destacan los casos de Cantabria y Murcia, que  superan los 180 días de plazo medio de pago. Por otra parte, entre los 120 y los 180 días se encuentran autonomías como Castilla La Mancha (168 días), Baleares (166 días), Valencia (146 días) y Madrid (137 días).  Por debajo de estos, estarían Extremadura, Canarias, Castilla y León, Aragón, Cataluña, Asturias, País Vasco, La Rioja y Andalucía, que se  sitúan entre los 60 y los 120 días. Por último, en la parte inferior de esta comparativa, el periodo medio de pago del resto de los Gobiernos regionales – Ceuta y Melilla, Navarra y Galicia- se sitúa  por debajo de los 60 días y por tanto por debajo de la media nacional.