Investigar si las infecciones están asociadas con un mayor riesgo de enfermedad cardiovacular  en personas con diabetes tipo1, fue el  objetivo de un estudio publicado en el ‘Journal of Internal Medicine‘.

Johan Rasmus Simonsen, del Centro de Investigación Folkhälsan, en Finlandia y uno de los autores, explica que “en términos más amplios, el  estudio demuestra cómo las infecciones se asocian con el desarrollo de complicaciones diabéticas tardías y tal vez aún más importante, cómo las infecciones se asocian con el desarrollo de enfermedad cardiovascular, ya que esta última relación se ha discutido en los últimos años”, señala.

“Curiosamente, en nuestro estudio esta asociación con la enfermedad cardiovascular se observó específicamente con la compra de antibióticos, lo que hace que los posibles mecanismos fisiopatológicos detrás de este hallazgo resulten interesantes y justifiquen más estudios”, concluye.

Entre 3.781 individuos con diabetes tipo 1, 370 desarrollaron enfermedad coronaria durante un seguimiento promedio de 13,7 años.

En el estudio, encontramos que las personas con diabetes tipo1 y CHD realizaban compras de antibióticos con mayor frecuencia, así como niveles más altos de actividad de lipopolisacárido bacteriano en comparación con las personas sin enfermedad cardiaca.

Enfermedad cardiovascular y compra de antibióticos

El hallazgo posiblemente más importante en el presente estudio fue que las compras de antibióticos, que reflejan infecciones bacterianas en la atención ambulatoria, fueron factores de riesgo sólido y significativo de enfermedad coronaria.

En consecuencia, las personas con un promedio de al menos una compra de antibióticos por año de seguimiento tuvieron una incidencia acumulada de enfermedad coronaria mayor en comparación con las personas con menos de una compra por año.

Un examen más detallado del número anual de compras de antibióticos antes de los eventos cardiovasculares reveló que el número de compras por individuo aumentó significativamente hasta dos años antes de los eventos, en comparación con los controles.

Los autores estudiaron la asociación entre la compra de antibióticos, la endotoxemia y la enfermedad coronaria en una de las cohortes más grandes de individuos con diabetes tipo 1, y encontraron que tanto la alta actividad de lipopolisacárido bacteriano como las compras frecuentes de antibióticos son factores de riesgo fuertes e independientes para enfermedad cardiovascular en individuos con diabetes tipo1, lo que brinda apoyo a la investigación para demostrar a las infecciones como factores de riesgo.

Se necesitan más estudios para dilucidar aún más los mecanismos fisiopatológicos detrás de esta asociación.